Boda Suárez – Castillo

El pasado sábado en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen en emotiva ceremonia fue bendecida la boda de Carlos Fernando Suárez  Rivero y  Lucía Fiorella Rivero Castillo.
Una linda decoración lineal se apreciaba sobre el altar logrado con guardas de follaje matizado, alternaban gerberas y liliums blancos, rosas y varas de nardos blanco verdosos, en los bancos cada tanto había ramos de fresias con lazos de gasa.
Con los acordes de la marcha nupcial vimos pasar a la joven novia del brazo de su papá, vistió juvenil modelo, corsage strapless de encaje totalmente bordado en pailletes al tono y plata, del esbelto talle nace falda de gasa con suave movimiento se extiende en breve traine, en el peinado recogido hacia un costado lució detalle de pequeñas flores, el ramo de novia lo constituyeron liliums y rosas naturales blancas unidos a fino follaje.
En el altar la esperaban el novio junto al oficiante padre Bisio, versando la homilía en la lectura bíblica referente a San Juan.
Actuaron de padrinos Carlos Suárez y María de Lourdes Rivero, lució vestido largo de gasa color ciruela, con el frente bordado con guías de pailletes, mangas cortas formadas por anchos vuelos y falda con movimiento aportado por vuelo lateral.
Marcelo Fabián Castillo y Eda Azambuja, lució  solero de gasa color salmón, bustier drapeado y broche de strass dando nacimiento a panel flotante. Muchos amigos y familiares los acompañaron en la ceremonia, al finalizar la misma en el atrio fueron efusivamente saludados, posteriormente con una reunión íntima fue celebrado el acontecimiento. Como muestra de afecto y amistad recibieron muchos obsequios que pasaron alhajar el nuevo hogar.

El pasado sábado en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen en emotiva ceremonia fue bendecida la boda de Carlos Fernando Suárez  Rivero y  Lucía Fiorella Rivero Castillo.

Una linda decoración lineal se apreciaba sobre el altar logrado con guardas de follaje matizado, alternaban gerberas y liliums blancos, rosas y varas de nardos blanco verdosos, en los bancos cada tanto había ramos de fresias con lazos de gasa.

Con los acordes de la marcha nupcial vimos pasar a la joven novia del brazo de su papá, vistió juvenil modelo, corsage strapless de encaje totalmente bordado en pailletes al tono y plata, del esbelto talle nace falda de gasa con suave movimiento se extiende en breve traine, en el peinado recogido hacia un costado lució detalle de pequeñas flores, el ramo de novia lo constituyeron liliums y rosas naturales blancas unidos a fino follaje.

En el altar la esperaban el novio junto al oficiante padre Bisio, versando la homilía en la lectura bíblica referente a San Juan.

Actuaron de padrinos Carlos Suárez y María de Lourdes Rivero, lució vestido largo de gasa color ciruela, con el frente bordado con guías de pailletes, mangas cortas formadas por anchos vuelos y falda con movimiento aportado por vuelo lateral.

Marcelo Fabián Castillo y Eda Azambuja, lució  solero de gasa color salmón, bustier drapeado y broche de strass dando nacimiento a panel flotante. Muchos amigos y familiares los acompañaron en la ceremonia, al finalizar la misma en el atrio fueron efusivamente saludados, posteriormente con una reunión íntima fue celebrado el acontecimiento. Como muestra de afecto y amistad recibieron muchos obsequios que pasaron alhajar el nuevo hogar.