El público uruguayo aclama el recital de Lorca de la española Nuria Espert

Con un fuerte y largo aplauso el público uruguayo aclamó este martes a la actriz española Nuria Espert, quien durante una hora tomó el teatro Solís de Montevideo para recitar diversos poemas de Federico García Lorca. Con el apoyo de siete sillas rojas de terciopelo, una luz dramática y música andaluza, la artista de 83 años recitó varios poemas de Lorca, casi todos pertenecientes al “Romancero Gitano” (1928), obra que bautiza a esta pieza. Espert parecía estar camuflada con el escenario, pues vestía completamente de negro, aunque los colores no faltaron en esta obra, ya que la voz de la intérprete llenó la sala de “verde viento, verdes ramas” y del blanco de la Luna sobre el mar cuando recitó el “Romance Sonámbulo”. Para bajar la angustia que generan algunos de estos poeEl público uruguayo aclama el recital de Lorca de la española Nuria Espertmas que relatan la cultura gitana en Andalucía, Espert entremezcló los textos del escritor con sus anécdotas y recuerdos. Chascarrillos como que desde joven tuvo como ídolo a la actriz española Margarita Xirg (1888-1969), intérprete que estuvo muy ligada tanto a Lorca como a sus obras y que durante la dictadura española se exilió a Uruguay, país donde murió. Espert dijo que en su casa, a la hora de la comida, siempre se hablaba de lo buena que era esta artista en escena, pues sus padres la pudieron ver en varias ocasiones desde “el gallinero” de algunos teatros. Además, recordó que tras la muerte de Xirg colgó un retrato de grandes dimensiones y autografiado por la artista en un teatro catalán, pero que la Guardia Civil lo retiró a las pocas horas. En otras de estas partes más distendidas, la artista también aprovechó para conectar con la audiencia, que casi llenó la sala, y para anotar lo molesto que había sido oír un largo tono de teléfono mientras que recitaba uno de los romances de Lorca, a lo que el público respondió con un gran aplauso. El punto final de esta pieza dirigida por el español Lluís Pasqual lo puso el poema “Grito de Roma” de “Poeta en Nueva York” (1940), pieza que dejó helada a la platea. La próxima parada de Espert, quién no pudo dar entrevistas durante su estancia en Montevideo, será el Teatro Nacional de Cervantes de Buenos Aires, donde se volverá a subir al escenario entre el 5 y 7 de abril para dar vida a los textos de Lorca. EFE