España despliega un arsenal de danzas para emocionar a Argentina y Chile

Pablo Ramón Ochoa

– El Ballet Nacional de España (BNE) tocará desde este martes las “emociones” de argentinos y chilenos en su gira por Sudamérica a través de un programa que su director, Antonio Najarro, traduce como una “visión muy completa” del panorama de la danza en el país ibérico. “Quiero que el público argentino se lleve una visión muy completa de la danza española y una óptica de la gran versatilidad de los bailarines que ocupan actualmente el Ballet Nacional”, dice Najarro en una entrevista con Efe, pocas horas antes de la primera de sus funciones en Buenos Aires, donde este ballet no actuaba desde hace cerca de quince años. Mientras los miembros de la formación ensayan sus últimos estiramientos de manera dócil sobre el escenario del Teatro Coliseo, Najarro repasa sus propósitos para una gira buscada desde hace “bastante tiempo”, reconoce. “Uno de los principales objetivos del BNE es llevar toda nuestra cultura dancística por todo el mundo y tenemos la gran suerte de que somos una compañía única en estilo del mundo”, afirma el director de la mayor compañía del Estado en España, que asumió el puesto en 2011. En el espectáculo, que cuenta con once músicos en “diálogo constante” entre cantaores, instrumentos y bailarines, se unen folclore español, bolero y un flamenco llevado al estilo personal de Najarro (Madrid, 1975) en el que las castañuelas ganan protagonismo y se equiparan al bailarín. “Hay una parte muy flamenca, parte del clásico español (…), pero va mucho más allá del flamenco aunque lo respeta”, insiste. El flamenco, en uno de los países con más españoles y descendientes de españoles fuera de la península, es el estilo que el espectador internacional suele buscar en el BNE. Y sí, el flamenco “existe” en las representaciones, así como una carga de elementos tradicionales como los que muestra “Suite Sevilla”, ambientada en lugares como la plaza de toros de La Maestranza, la Semana Santa y la Feria de la capital andaluza.