Con alegría se festejaron los quince años de Fiorella Armando

El pasado fin de semana los esposos Jorge Armando y Silvana Tafernaberry ofrecieron una hermosa fiesta agasajando a su hija Fiorella al cumplir quince años.

El sitio elegido fue el club Náutico de Bella Unión  el cual fue engalanado con infinidad de piezas de telas en los colores fucsia, blanco y negro que tapizaban el techo y paredes, destacaba la pista de baile con secuencias de globos espejados de la discoteca apropiadamente iluminados.

En el recibidor estaba el cuadro destinado a recoger las firmas de cuantos le acompañaron en su noche feliz y destacado arreglo floral en altura, en una de las puertas había un diseño réplica de la tarjeta de invitación.

Llegada la media noche llegó la quinceañera vistiendo modelo de baile interpretado en satén blanco revestido de tul, la parte superior corset drapeado y levemente bordado con canutillos y flores aplicadas en tono rosa pálido, de igual color era la última capa de tul de la ampulosa falda, acompañó con guantes largos blancos y tiara de strass en el peinado.

Acompañó en elegancia la mamá, luciendo modelo largo de gasa color coral, corsage drapeado y destacado con aplicaciones de galón dorado, falda de suave movimiento.

Luego de saludar a los más allegados la quinceañera y su papá llegaron hasta el centro de la pista iniciando el tradicional vals el que se prolongó por varios minutos, luego ritmos de moda se pusieron al aire siendo estos toda una invitación a la danza que tuvo su punto más alto de alegría cuando ingresó una orquesta y luego se repartió el cotillón.

Los numerosos invitados fueron deferentemente atendidos por sus anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con manteles blancos y senderos intercalados en fucsia  para los mayores y negros para los jóvenes, lucían al medio pequeños bouquet con flores de mayo y otros floreritos con rosas y algo de fino follaje que se iban intercalando. También se habilitó un sector de pub para los jóvenes con mesitas ratonas y puff. Otro sitio que llamó la atención fue el dedicado a la mesa principal donde estaban las tres tortas cuadradas ubicadas en diferentes planos revestidos con telas satinadas, decoradas en blanco con detalles a lunares de color fucsia y negro, acompañaba el centro de la felicidad elaborado sobre espiral metalizado con las quince velas de gala. Entre quienes le acompañaron en su noche de fiesta recordamos a su hermano Diego Armando Tafernaberry, y a los abuelos Juan Pedro Tafernaberry y Elida Caballero, los padrinos Gustavo Tafernaberry y María Luisa Armando.

Recibió esta jovencita múltiples y finos obsequios, retribuyó atenciones repartiendo delicados souvenirs consistentes en macetitas con una flor, el centro era la foto con la carita de la quinceañera.

Para acompañarlos llegaron familiares y amistades de Salto, Paysandú y Montevideo.