Con alegría y diversión fueron festejados los 15 años de Fátima Collazo

Días pasados cumplió quince años Fátima Collazo González, motivo por el cual sus padres Ramón y María Cristina la agasajaron con una fiesta celebrada en Parador Ayuí, al cual concurrieron familiares, amigos y compañeros de estudios de la jovencita.

Llegó al salón acompañada de sus hermanos Juan Ramón, Jonatan y Cristian Collazo González, quienes viajaron expresamente desde Canelones con sus familias.

Fátima realzó su prestancia vistiendo modelo de baile realizado en gasa bordada la parte superior de estilo corset straples, y amplia falda en tul nevado, señala el esbelto talle  faja drapeada retenida sobre un costado con importante flor, en su peinado lució tiara de strass.

El local fue decorado con muy buen gusto en los colores fucsia y blanco, en el recibidor estaba el cuadro de firmas decorado en la base con ramillete de gerberas dobles en degradée del fucsia al rosa, en el salón se extendían los globos en ambos colores, en los laterales y rodeando la campana de la estufa, mientras que sobre la pista de baile se sumaban globos espejados.

Los invitados fueron deferentemente atendidos por sus anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con manteles blancos y cubre fucsia, lucían al medio arreglos florales naturales.

Llegada la media noche Fátima y su papá dieron los primeros giros del vals, luego continuó con sus hermanos y así sucesivamente con los varones presentes, luego se pusieron al aires ritmos de moda siendo toda una invitación al animado baile que se prolongó por toda la madrugada, donde hubo reparto de cotillón, juegos de espuma, burbujas, cortina de humo, etc…

Llegada la hora del brindis la familia rodeó la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños de tres pisos con forma de corazones bañados de blanco con detalles de florcitas fucsia, acompañaba destacado candelabro con los quince veloncitos fucsia representando el árbol de la vida.

Muchas elegantes se dieron cita esta noche, entre las que recordamos a su mamá, vistió moderno diseño largo de satén color bordó, sin mangas y drapeado diagonal en el corsage.

Recibió esta jovencita múltiples y finos obsequios, retribuyó atenciones repartieron graciosos souvenirs consistentes en muñequitas artesanales  realizadas en tela donde se les adhería la tarjetita de agradecimiento.