Cumpleaños

En el salón comunal de La Blanqueda celebró sus dieciocho años la joven Eunice Perego Bones, estuvieron junto a ella sus padres Marcelino Sosa, Darlise Perego y sus hermanos Marciele, Ramiro y Ángel, también tíos, primos y sus numerosos amigos. Todos ellos le brindaron por varias horas muestras de cariño y amistad, disfrutando de la simpatía de la agasajada y las atenciones de sus anfitriones.
La joven lució elegante vestido corto de color azul noche, el peinado recogido lucían bien atrás una rosa azul rodeada de flores ilusión.
El salón fue decorado en tono salmón y azul zafiro, profusión de globos se iban intercalando a cintas rulotés formando ondas y otras cayendo sueltas, cada tanto acompañaban lluvia de caireles transparentes que iban tomando el color del salón.
Las mesas fueron dispuestas en forma de abanico dejando al centro la pista de baile, la mantelería azul y senderos salmón, lucían al centros copas transparentes conteniendo marmolina teñida y bouquet de calas artesanales.
Llamó la atención la mesa principal tendida con mantel drapeado color salmón, sobre prisma transparente se apoyaba la torta de cumpleaños muy bien decorada en filigrana blanca y salmón. Entre los pliegues del mantel se veían calitas de porcelana fría y guías de espárragos, estas calas de mayor tamaño se volvían a repetir en un costado adornando importante florero cuadrado y del lado contrario una canasta portaba los souvenirs con idéntico diseño.
La fiesta transcurrió muy divertida disfrutando todos del lunch y cena, luego el baile promovió momentos de mucha alegría, con música variada. Al momento de los postres se cortó la torta y otros exquisitos postres, mientras se realizaba el brindis por la felicidad de Eunice. Recibió muy lindos obsequios.
n
En el salón comunal de La Blanqueda celebró sus dieciocho años la joven Eunice Perego Bones, estuvieron junto a ella sus padres Marcelino Sosa, Darlise Perego y sus hermanos Marciele, Ramiro y Ángel, también tíos, primos y sus numerosos amigos. Todos ellos le brindaron por varias horas muestras de cariño y amistad, disfrutando de la simpatía de la agasajada y las atenciones de sus anfitriones.
La joven lució elegante vestido corto de color azul noche, el peinado recogido lucían bien atrás una rosa azul rodeada de flores ilusión.
El salón fue decorado en tono salmón y azul zafiro, profusión de globos se iban intercalando a cintas rulotés formando ondas y otras cayendo sueltas, cada tanto acompañaban lluvia de caireles transparentes que iban tomando el color del salón.
Las mesas fueron dispuestas en forma de abanico dejando al centro la pista de baile, la mantelería azul y senderos salmón, lucían al centros copas transparentes conteniendo marmolina teñida y bouquet de calas artesanales.
Llamó la atención la mesa principal tendida con mantel drapeado color salmón, sobre prisma transparente se apoyaba la torta de cumpleaños muy bien decorada en filigrana blanca y salmón. Entre los pliegues del mantel se veían calitas de porcelana fría y guías de espárragos, estas calas de mayor tamaño se volvían a repetir en un costado adornando importante florero cuadrado y del lado contrario una canasta portaba los souvenirs con idéntico diseño.
La fiesta transcurrió muy divertida disfrutando todos del lunch y cena, luego el baile promovió momentos de mucha alegría, con música variada. Al momento de los postres se cortó la torta y otros exquisitos postres, mientras se realizaba el brindis por la felicidad de Eunice. Recibió muy lindos obsequios.