Cumpleaños infantil

Días pasados con motivo de celebrar el primer cumpleaños de Nahuel Martínez Oruéz, su mamá, tíos y abuelos organizaron una linda fiesta en un salón comunal cercano al domicilio, hasta allí concurrieron un grupo de amistades mayores, los primos y amiguitos del pequeño homenajeado.
El salón fue decorado con racimos de globos multicolores, se iban alternando con guirnaldas donde colgaban figuras de diversos personajes Disney. En estos motivos era el mantel que cubría larga mesa destinada a los niños, en vajilla en composée les sirvieron ricos bocados salados y refrescos. Por su parte los mayores disfrutaron de las atenciones de los anfitriones ubicados cómodamente en torno mesas cubiertas con mantelería blanco, lucían al centro varios portarretratos del niño en cuyo marco de porcelana lo decoraban conejitos, estos fueron parte de los souvenirs.
E el sector de niños para su disfrute se ubicó la cama elástica y castillo inflable, luego rompieron la piñata llenita de golosinas, era con forma de conejo blanco comiendo la clásica zanahoria, de igual motivo fue decorada la torta de cumpleaños en un ángulo estaba la velita Nº1 que Nahuel sopló mientras le cantaban el feliz cumple. La rodeaban soportes conteniendo variadas golosinas, cup cakes y malvaviscos, para este momento se sirvió un exquisito chocolate. Al finalizar la reunión los niños recibieron bolsitas con más golosinas y sorpresitas, por su parte el homenajeado recibió muchos y lindos obsequios.

Días pasados con motivo de celebrar el primer cumpleaños de Nahuel Martínez Oruéz, su mamá, tíos y abuelos organizaron una linda fiesta en un salón comunal cercano al domicilio, hasta allí concurrieron un grupo de amistades mayores, los primos y amiguitos del pequeño homenajeado.

El salón fue decorado con racimos de globos multicolores, se iban alternando con guirnaldas donde colgaban figuras de diversos personajes Disney. En estos motivos era el mantel que cubría larga mesa destinada a los niños, en vajilla en composée les sirvieron ricos bocados salados y refrescos. Por su parte los mayores disfrutaron de las atenciones de los anfitriones ubicados cómodamente en torno mesas cubiertas con mantelería blanco, lucían al centro varios portarretratos del niño en cuyo marco de porcelana lo decoraban conejitos, estos fueron parte de los souvenirs.

E el sector de niños para su disfrute se ubicó la cama elástica y castillo inflable, luego rompieron la piñata llenita de golosinas, era con forma de conejo blanco comiendo la clásica zanahoria, de igual motivo fue decorada la torta de cumpleaños en un ángulo estaba la velita Nº1 que Nahuel sopló mientras le cantaban el feliz cumple. La rodeaban soportes conteniendo variadas golosinas, cup cakes y malvaviscos, para este momento se sirvió un exquisito chocolate. Al finalizar la reunión los niños recibieron bolsitas con más golosinas y sorpresitas, por su parte el homenajeado recibió muchos y lindos obsequios.