Cumpleaños infantil

Con motivo de cumplir siete años la niña Alfonsina Loreley González Pereira, sus padres Alfonso y Ana Carmen se los festejaron en la casa quinta de los abuelos.
Hasta allí fueron llegando los amiguitos de juegos y algunos compañeros de clase, también el grupo familiar de tíos y primos, más tarde fueron llegando  amistades de sus padres, con los cuales compartieron la cena.
En el parque debajo la arboleda circundante a la casa se ubicaron la cama elástica y la red para el juego de pelota paleta, mientras esperaban que el sol bajara un poco y poder buscar el tesoro escondido, era una conservadora decorada como caja de regalo con gran moño la que al abrirla se encontraron con helados de todos los sabores.
Luego continuaron con el baile y cantos infantiles, más tarde el karaoke promovió momentos de mucha algarabía, ya que se repartieron chifles y bonetes, igual momento fue cuando rompieron la piñata dejando caer además de golosinas y pequeñas sorpresitas una lluvia de papelitos de colores y algo de talco.
Debajo un gacebo se ubicó la mesa principal con la torta de cumpleaños, dos picos rectangulares bañados de fondant blanco y guarda de pequeñas rositas de azúcar rosadas y amarillas, acompañaban varios soportes y bandejas con variedad de golosinas muy coloridas.
Dos largas mesas fueron dispuestas con manteles a rayas de colores donde se pegaron grandes flores de papel en armonía de color, lucían al centro cada tanto jarroncitos con flores de campo, la vajilla infantil donde se sirvieron todo tipo de bocados salados y refrescos.
La reunión se desarrolló muy animada por largas horas, recibió la niña muy lindos obsequios.
Con motivo de cumplir siete años la niña Alfonsina Loreley González Pereira, sus padres Alfonso y Ana Carmen se los festejaron en la casa quinta de los abuelos.
Hasta allí fueron llegando los amiguitos de juegos y algunos compañeros de clase, también el grupo familiar de tíos y primos, más tarde fueron llegando  amistades de sus padres, con los cuales compartieron la cena.
En el parque debajo la arboleda circundante a la casa se ubicaron la cama elástica y la red para el juego de pelota paleta, mientras esperaban que el sol bajara un poco y poder buscar el tesoro escondido, era una conservadora decorada como caja de regalo con gran moño la que al abrirla se encontraron con helados de todos los sabores.
Luego continuaron con el baile y cantos infantiles, más tarde el karaoke promovió momentos de mucha algarabía, ya que se repartieron chifles y bonetes, igual momento fue cuando rompieron la piñata dejando caer además de golosinas y pequeñas sorpresitas una lluvia de papelitos de colores y algo de talco.
Debajo un gacebo se ubicó la mesa principal con la torta de cumpleaños, dos picos rectangulares bañados de fondant blanco y guarda de pequeñas rositas de azúcar rosadas y amarillas, acompañaban varios soportes y bandejas con variedad de golosinas muy coloridas.
Dos largas mesas fueron dispuestas con manteles a rayas de colores donde se pegaron grandes flores de papel en armonía de color, lucían al centro cada tanto jarroncitos con flores de campo, la vajilla infantil donde se sirvieron todo tipo de bocados salados y refrescos.
La reunión se desarrolló muy animada por largas horas, recibió la niña muy lindos obsequios.