Cumpleaños infantil

Al cumplir siete años la niña María Gabriela Dantés Sosa, disfrutó una linda tarde de juegos y entretenimientos junto a sus primos y amiguitos a los que invitó a la casa quinta de sus tíos, lugar donde se celebró el acontecimiento.
Luego del mediodía los niños fueron llegando, a la media tarde llegaron un grupo de mayores los que más tarde compartieron la cena con los anfitriones.
Sus padres y los dueños de casa decoraron con muchos globos multicolores, farolitos de papel y figuras de personajes Disney distribuidos todos entre las ramas de los árboles y destacando las líneas de la galería donde se ubicaron largas mesas cubiertas con manteles estampados, lucían cada tanto canastas de mimbre rebosantes de caramelos y chupetines.
Durante toda la tarde se desarrollaron juegos, cantos y bailes infantiles, rompieron la piñata promoviendo momento de algarabía, máxime cuando todos se vieron cubiertos de talco y papelitos picados de brillantes colores.
Al momento de servir el humeante chocolate se cortó la torta de cumpleaños de forma oval bañada de fondant blanco y detalles de margaritas con centros amarillos y hojitas verdes realizadas en azúcar. En un costado en otra torta redonda más pequeña estaban las siete velitas que Gabriela sopló entre cantos y aplausos.
Recibió la niña muchos y lindos obsequios.
Al cumplir siete años la niña María Gabriela Dantés Sosa, disfrutó una linda tarde de juegos y entretenimientos junto a sus primos y amiguitos a los que invitó a la casa quinta de sus tíos, lugar donde se celebró el acontecimiento.
Luego del mediodía los niños fueron llegando, a la media tarde llegaron un grupo de mayores los que más tarde compartieron la cena con los anfitriones.
Sus padres y los dueños de casa decoraron con muchos globos multicolores, farolitos de papel y figuras de personajes Disney distribuidos todos entre las ramas de los árboles y destacando las líneas de la galería donde se ubicaron largas mesas cubiertas con manteles estampados, lucían cada tanto canastas de mimbre rebosantes de caramelos y chupetines.
Durante toda la tarde se desarrollaron juegos, cantos y bailes infantiles, rompieron la piñata promoviendo momento de algarabía, máxime cuando todos se vieron cubiertos de talco y papelitos picados de brillantes colores.
Al momento de servir el humeante chocolate se cortó la torta de cumpleaños de forma oval bañada de fondant blanco y detalles de margaritas con centros amarillos y hojitas verdes realizadas en azúcar. En un costado en otra torta redonda más pequeña estaban las siete velitas que Gabriela sopló entre cantos y aplausos.
Recibió la niña muchos y lindos obsequios.