Cumpleaños infantil

Al cumplir siete años la niña Marian López  González su mamá, hermanos y abuelos se los festejaron con una linda fiesta ofrecida en un salón cercano a su domicilio el cual fue decorado con el motivo de Violetta.
En la entrada se veían sobre el césped macetitas sosteniendo ramilletes de globos inflados con helio en los colores blanco, lila y violeta, en la entrada un arco de estos daba la bienvenida junto a un cartel con el nombre de la agasajada y los años que cumplía.
En el exterior se ubicaron el castillo inflables, cama elástica y las mesas y sillas bajas todas de colores diferentes, los manteles blancos y cubre lilas con la imagen en cartón de Violetta y su guitarra, de igual diseño estaba decorada la torta de cumpleaños.
El grupo de mayores se ubicaron en el salón departiendo amablemente con los anfitriones, mientras los niños disfrutaban de los variados juegos, cantos y bailes infantiles bajo la atenta mirada de dos animadoras que los acompañaron en todo momento.
Las mesas dulces fueron  toda una tentación, una para los niños con toda clase de golosinas y otra para los mayores con torres de bombones, yemas y cup cakes decorados, estos últimos se repetían en la mesa principal junto a la torta y las siete velitas que fueron sopladas mientras le cantaban el feliz cumpleaños.
Al finalizar la reunión los niños recibieron cajitas con más golosinas y sorpresitas, los globos y helados que retiraban de un quiosco del cual durante la fiesta iban a buscar los refrescos.
Recibió Marian muchos y lindos obsequios.

Al cumplir siete años la niña Marian López  González su mamá, hermanos y abuelos se los festejaron con una linda fiesta ofrecida en un salón cercano a su domicilio el cual fue decorado con el motivo de Violetta.

En la entrada se veían sobre el césped macetitas sosteniendo ramilletes de globos inflados con helio en los colores blanco, lila y violeta, en la entrada un arco de estos daba la bienvenida junto a un cartel con el nombre de la agasajada y los años que cumplía.

En el exterior se ubicaron el castillo inflables, cama elástica y las mesas y sillas bajas todas de colores diferentes, los manteles blancos y cubre lilas con la imagen en cartón de Violetta y su guitarra, de igual diseño estaba decorada la torta de cumpleaños.

El grupo de mayores se ubicaron en el salón departiendo amablemente con los anfitriones, mientras los niños disfrutaban de los variados juegos, cantos y bailes infantiles bajo la atenta mirada de dos animadoras que los acompañaron en todo momento.

Las mesas dulces fueron  toda una tentación, una para los niños con toda clase de golosinas y otra para los mayores con torres de bombones, yemas y cup cakes decorados, estos últimos se repetían en la mesa principal junto a la torta y las siete velitas que fueron sopladas mientras le cantaban el feliz cumpleaños.

Al finalizar la reunión los niños recibieron cajitas con más golosinas y sorpresitas, los globos y helados que retiraban de un quiosco del cual durante la fiesta iban a buscar los refrescos.

Recibió Marian muchos y lindos obsequios.