El cumpleaños de Juan Antonio

El pequeño Juan Antonio Di Lorenzi López cumplió cinco años. Sus padres Juan Carlos y Marinela ofrecieron una hermosa fiesta agasajándole, invitaron a los abuelos, tíos y primos, compañeros del jardín y de juegos, compartiendo una linda tarde de domingo.
El salón comunal fue decorado con globos en los tonos intensos y suaves de azul, amarillo y verde , se sumaban carteles augurando el Feliz Cumpleaños y Bienvenidos. Detrás de la mesa principal se ubicó un panel con muchos animalitos del bosque encantado y en diagonal el nombre del homenajeado.
En el patio estaba la cama elástica y el castillo inflable,  hasta allí llegó el carrito de los panchos y para los dulces la máquina de copos de azúcar, ambos fueron la delicia de los niños.
En el salón los mayores disfrutaron del encuentro y sociabilidad ubicados en torno a mesas cubiertas con manteles de colores en cuyo centro habían figuras de diferentes animalitos del bosque que hacían las veces de soportes a deliciosas golosinas y a su vez de souvenirs.
Los niños también tenían una larga mesa cubierta de hamburguesas y otros bocados salados y refrescos, más tarde se sirvió el chocolate calentito acompañando la torta de cumpleaños.
La misma fue decorada en dos tonos de verde que hacían resaltar pequeños diseños de animales de azúcar los que fueron repartidos a modo de souvenirs, mientras le cantaban y  deseaban mucha felicidad. El homenajeado sopló varias veces la velita Nº5, luego lo acompañó su hermana Magdalena.
La reunión se desarrolló muy animada con canciones infantiles, en un momento dado los niños fueron invitados al caraoke recibiendo como premios ricas golosinas los más destacados.
Al finalizar la reunión los niños recibieron globos y bolsitas con muchas golosinas y alfajores, también los centros de mesas fueron obsequiados, por su parte Juan Antonio se contentaba abriendo los obsequios recibidos.
El pequeño Juan Antonio Di Lorenzi López cumplió cinco años. Sus padres Juan Carlos y Marinela ofrecieron una hermosa fiesta agasajándole, invitaron a los abuelos, tíos y primos, compañeros del jardín y de juegos, compartiendo una linda tarde de domingo.
El salón comunal fue decorado con globos en los tonos intensos y suaves de azul, amarillo y verde , se sumaban carteles augurando el Feliz Cumpleaños y Bienvenidos. Detrás de la mesa principal se ubicó un panel con muchos animalitos del bosque encantado y en diagonal el nombre del homenajeado.
En el patio estaba la cama elástica y el castillo inflable,  hasta allí llegó el carrito de los panchos y para los dulces la máquina de copos de azúcar, ambos fueron la delicia de los niños.
En el salón los mayores disfrutaron del encuentro y sociabilidad ubicados en torno a mesas cubiertas con manteles de colores en cuyo centro habían figuras de diferentes animalitos del bosque que hacían las veces de soportes a deliciosas golosinas y a su vez de souvenirs.
Los niños también tenían una larga mesa cubierta de hamburguesas y otros bocados salados y refrescos, más tarde se sirvió el chocolate calentito acompañando la torta de cumpleaños.
La misma fue decorada en dos tonos de verde que hacían resaltar pequeños diseños de animales de azúcar los que fueron repartidos a modo de souvenirs, mientras le cantaban y  deseaban mucha felicidad. El homenajeado sopló varias veces la velita Nº5, luego lo acompañó su hermana Magdalena.
La reunión se desarrolló muy animada con canciones infantiles, en un momento dado los niños fueron invitados al caraoke recibiendo como premios ricas golosinas los más destacados.
Al finalizar la reunión los niños recibieron globos y bolsitas con muchas golosinas y alfajores, también los centros de mesas fueron obsequiados, por su parte Juan Antonio se contentaba abriendo los obsequios recibidos.