El primer cumpleaños de Alejandro

Rodeado de familiares y amigos festejó su primer cumpleaños el pequeño Alejandro Gutiérrez Marbal, motivo por el cual su mamá y los padrinos ofrecieron una linda fiesta en un salón especializado a estos efectos. En diferentes sitios de los salones había láminas con figuras Disney y de  sonrientes payasos, grandes racimos de globos multicolores una gran piñata llenita de golosinas, las que fueron repartidas en un momento de la fiesta.
También se repartieron payasos de crochet a modo de bolsitas para la merienda del colegio, estas contenían más sorpresitas y golosinas, cajitas con lápices de colores a los varones y pinturitas para las niñas.  Las tías del homenajeado organizaron los juegos y entretenimientos, acompañando a los niños en todo momento. En dos largas mesas se servían ricos bocados salados y refrescos, estaban decoradas con manteles estampados con payasitos, de igual motivo eran los cubre botellas y la torta de cumpleaños de donde Alejandro sopló la velita Nº1 mientras le cantaban y aplaudían. Como final de fiesta a los mayores les entregaron payasitos de porcelana fría como recuerdo de este primer cumpleaños de Alejandro, quien recibió muy lindos obsequios.

Rodeado de familiares y amigos festejó su primer cumpleaños el pequeño Alejandro Gutiérrez Marbal, motivo por el cual su mamá y los padrinos ofrecieron una linda fiesta en un salón especializado a estos efectos. En diferentes sitios de los salones había láminas con figuras Disney y de  sonrientes payasos, grandes racimos de globos multicolores una gran piñata llenita de golosinas, las que fueron repartidas en un momento de la fiesta.

También se repartieron payasos de crochet a modo de bolsitas para la merienda del colegio, estas contenían más sorpresitas y golosinas, cajitas con lápices de colores a los varones y pinturitas para las niñas.  Las tías del homenajeado organizaron los juegos y entretenimientos, acompañando a los niños en todo momento. En dos largas mesas se servían ricos bocados salados y refrescos, estaban decoradas con manteles estampados con payasitos, de igual motivo eran los cubre botellas y la torta de cumpleaños de donde Alejandro sopló la velita Nº1 mientras le cantaban y aplaudían. Como final de fiesta a los mayores les entregaron payasitos de porcelana fría como recuerdo de este primer cumpleaños de Alejandro, quien recibió muy lindos obsequios.