El primer cumpleaños de María Mikaela

Al cumplir su primer año la pequeña María Mikaela Viera Barboza, sus padres Sergio y Natalia ofrecieron una hermosa fiesta en su honor, invitaron a familiares y amigos con los cuales compartieron largas horas de sociabilidad.
El salón fue decorado con motivos Barbie en conjunto con los globos y cintas de colores rosa y blanco, los centros de mesas y la vajilla eran con idénticos motivos, en especial la torta de dos pisos  portando una muñeca Barbie. Dos mesas llamaron la atención, en una de ellas estaban las variadas golosinas y en la otra cajitas con las sopresitas y los souvenirs con los cuales agradeció la presencia de familiares y amigos, eran llamativos portarretratos en forma de casitas o sombreros de copa alta con su foto donde adhería la clásica tarjetita. Los pequeños disfrutaron de las salas de juegos allí existentes que estuvieron a su disposición, en el exterior estaba el castillo inflable y la cama elástica, los más grandecitos jugaron al fútbol.
Entre los presentes recordamos a su hermano Alan, los abuelos José Barbosa y Mirta Silgoria, Caudelino Viera y Lucinda Hernández, los padrinos Yani Albín y Sergio Barboza.
Recibió la pequeña muchos y lindos obsequios.

Al cumplir su primer año la pequeña María Mikaela Viera Barboza, sus padres Sergio y Natalia ofrecieron una hermosa fiesta en su honor, invitaron a familiares y amigos con los cuales compartieron largas horas de sociabilidad.

El salón fue decorado con motivos Barbie en conjunto con los globos y cintas de colores rosa y blanco, los centros de mesas y la vajilla eran con idénticos motivos, en especial la torta de dos pisos  portando una muñeca Barbie. Dos mesas llamaron la atención, en una de ellas estaban las variadas golosinas y en la otra cajitas con las sopresitas y los souvenirs con los cuales agradeció la presencia de familiares y amigos, eran llamativos portarretratos en forma de casitas o sombreros de copa alta con su foto donde adhería la clásica tarjetita. Los pequeños disfrutaron de las salas de juegos allí existentes que estuvieron a su disposición, en el exterior estaba el castillo inflable y la cama elástica, los más grandecitos jugaron al fútbol.

Entre los presentes recordamos a su hermano Alan, los abuelos José Barbosa y Mirta Silgoria, Caudelino Viera y Lucinda Hernández, los padrinos Yani Albín y Sergio Barboza.

Recibió la pequeña muchos y lindos obsequios.