El quinto cumpleaños de Sol Gallino Acosta

Días pasados cumplió cinco años la niña Sol Gallino Acosta, motivo por el cual familiares y amigos se congregaron en horas del mediodía para compartir el almuerzo y pasar gratas horas de sociabilidad.
El salón fue decorado con muy buen gusto por su mamá Cecilia Acosta. Colgaban del techo y formaban ramilletes diferentes tipos de globos de colores rosados y lilas, también enmarcaban el cartel con el nombre de la agasajada que se ubicó en la entrada. Las mesas fueron tendidas con manteles blancos y lilas, llevaban al centro hermosas muñecas Barbie vestidas con cintas en los colores reinantes, esta muñeca se repetía al centro del salón formando la piñata la que al ser golpeada dejó caer una lluvia de golosinas y sorpresitas, siendo este momento y el que disfrutaron en el castillo inflable los más divertidos. Durante toda la tarde se fueron sucediendo diferentes juegos, cantos y bailes, todos ellos acompañados con el reparto de graciosos bonetes y antifaces, al momento de cantarle el feliz cumpleaños a Sol todos los niños fueron maquillados como payasitos.
En este momento tomó mayor relevancia la mesa principal tendida con fino mantel bordado donde se posaban dos muñecas Barbie, al centro estaba la hermosa torta de cumpleaños decorada con merengue rosado y adornada con un castillo en blanco, rosa y lila, al costado estaba la velita Nº5 que la homenajeada sopló reiteradamente en medio de gran bullicio mientras le cantaban y aplaudían.
En otra mesa la abuela paterna se lució con la variedad de postres que presentó y que fueron muy ponderados por todos los presentes.
Entre quienes le acompañaron recordamos a su papá Yamandú Gallino, los abuelos Pedro Acosta, Irma Giménez, Edith Mirasson de Gallino, los padrinos Mauricio Acosta y Verónica Pertusatti, tíos y primos.
Recibió esta niña muchos y lindos obsequios, siendo estos otro motivo de alegría, en retribución su mamá repartió delicados souvenirs en forma de mariposas.