Fiesta de 15 años

La jovencita Antonella Lorenz Suárez cumplió quince años, motivo por el cual lo celebró junto a familiares y amigos que le demostraron afecto y amistad en una noche maravillosa.

El salón comunal cercano a su domicilio fue el sitio elegido para la celebración, el mismo fue decorado por integrantes de la familia, utilizaron globos y telas en los tonos azul, celeste, turquesa y plata. En la puerta de ingreso había dobles arcos de globos, luego se extendían formando guías en el techo, para culminar al centro de la pista con enorme globo piñata. Los amplios ventanales fueron cubiertos con cortinados  blancos donde se posaban mariposas y flores azules y turquesas.

La quinceañera brilló en su noche de fiesta luciendo modelo de baile interpretado en satén, la parte superior corset strapless bordado en guías de cristalitos y mostacillas plateadas, del esbelto talle nacía larga falda acampanada velada por una capa de tul celeste muy tenue, con un lateral abierto dejando ver la inferior igualmente bordada. En el peinado juvenil con rulos sueltos lució en ambos lados del rostro ramitos de pequeñísimas flores de color celeste grisáceo.

Un tema musical señaló la llegada de la quinceañera, fue recibida por sus padres Osvaldo Lorenz y Ana María Suárez, junto a sus hermanos Cristina y Juan Osvaldo, luego ella se acercó hasta la mesa donde estaban los abuelos y tíos siendo cálidamente recibida por toda la concurrencia con vivas y aplausos.

Inmediatamente con su papá llegó hasta el centro de la pista dando comienzo con el vals, cambió parejas por varios minutos, hasta que el baile se generalizó con ritmos de moda y sobre la madrugada ritmos cariocas marcaron el inicio del reparto del colorido cotillón.

Los invitados fueron deferentemente atendidos por sus anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con manteles blancos combinando cubre manteles o senderos en los colores restantes de la decoración, tenían al centro burbujas de cristal con gemas hidratadas y flor artesanal, en otras había candelabros con velones y la base recubierta de pequeñas flores y follaje.

Una mesa muy visitada fue la de las variadas golosinas originalmente presentadas.

Llegado el momento del brindis tomó relevancia la mesa principal donde estaba el árbol de la vida formado por candelabro de brazos extendidos con los quince veloncitos de color turquesa, a su lado la torta de cumpleaños compuesta de dos pisos ovalados  bellamente decorados en filigrana celeste tenue sobre fondo blanco y detalles de ramilletes de flores en azúcar. En otra mesa adicional estaban los diferentes postres, muses y helados los que fueron degustados con finas bebidas, ambas mesas fueron destacadas con arcos de globos formando diseños de corazones con moños plateados.

Muy elegantes lucieron su mamá, con vestido corto de satén revestido de gasa azul marino, con detalles bordados en pailletes la parte superior rodeando el escote y talle, la hermana Cristina vistió top de shantung color verde tornasolado con las terminaciones destacadas con galón bordado en pedrería y pantalón de igual tela.

Los invitados dejaron en torno a un cuadro especialmente destinado sus firmas y mensajes de felicidad, Antonella recibió múltiples y finos obsequios, retribuyó atenciones repartiendo los souvenirs, para mayores bolsitas con poupurrí de flores y para los jóvenes llaveritos de diversos diseños, todos ellos acompañados con la tarjetita de agradecimiento por haberla acompañado.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...