Fiesta para una quinceañera

Días pasados cumplió quince años Cecilia María Fernández Cantilli, compartió con numerosos amigos y familiares una hermosa celebración realizada en un salón de fiestas. Una esmerada decoración se veía desde el recibidor donde la quinceañera acompañada de sus hermanas María Florencia y Viviana María daban la bienvenida a los invitados. En este sitio estaba el caballete con el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes, en ambos costados habían medias columnas blancas sosteniendo frondosos helechos, por detrás un traillage de madreras blancas.
En el salón se repetían estos detalles destacándose diferentes sitios como la mesa de los dulces y la barra de tragos, en lo alto se apreciaban torzadas de globos de color amarillo suave, marfil y dorado, estos también formaban un arco en la entrada al salón y daban marco a la mesa principal.
Las mesas de los mayores fueron tendidas con generosos manteles blancos y senderos amarillos, al centro lucían estilizados floreros con gerberas amarillas y anaranjadas junto a escapes verdes, mientras que los centros de las mesas de los jóvenes eran burbujas de vidrio conteniendo chocolates y paletas personalizadas llevando en las envolturas la foto de Cecilia.
Cuando ya todos estaban en el salón la quinceañera junto a sus hermanas y la mamá Marisa se acercaron al centro de la pista, realizaron un brindis de bienvenida con sus amistades, luego se bajaron las luces comenzando el animado baile que se prolongó por toda la madrugada. Un grupo musical animó la velada, también acompañó el  reparto de cotillón efectuándose juego de luces de colores cambiantes.
La quinceañera se destacó vistiendo modelo romántico confeccionado en muselina color marfil, la parte superior de amplio escote abierto hacia los hombros delineado este con pieza de organza en dos tonos más oscuros, caían sobre los hombros formando breves mangas. Esta tela se repetía en la faja drapeada del talle, de donde se desprendía la larga y amplia falda.
En sus largos cabellos recogidos al costado lució  dos rosas Dior en ambos colores del vestido, estas flores se repetían en un lateral del talle. Tan elegante como ella lucieron su mamá y las hermanas. La primera vistió un vestido corto recamado con pailletes negros y chal envolvente de gasa color coral, Florencia vistió de corto, broderie tono verde agua, manguitas cortas bullonée y cinta de raso verde más oscuro, culmina en un lateral con ramillete de pequeñas flores al tono, rosa y celeste pastel. Viviana vistió conjunto de falda corta de lentejuelas azul Francia y sobrefalda abierta al frente de gasa tono rosa Dior. De este color era el corset drapeado delineado, el escote y talle con galón bordado en pailletes de ambos colores.
Llegado el momento de cantarle el feliz cumple tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta  compuesta de tres pisos desfazados, bañados de color marfil y decoradas con círculos amarillos para culminar con rosas de azúcar. Acompañaban las quince velas del centro de la felicidad emergiendo de entre  estilizadas gerberas y rosas en ambos colores, una bandeja de platina con los souvenirs con los cuales agradeció la presencia y cariño de todos, y los hermosos obsequios recibidos.

Días pasados cumplió quince años Cecilia María Fernández Cantilli, compartió con numerosos amigos y familiares una hermosa celebración realizada en un salón de fiestas. Una esmerada decoración se veía desde el recibidor donde la quinceañera acompañada de sus hermanas María Florencia y Viviana María daban la bienvenida a los invitados. En este sitio estaba el caballete con el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes, en ambos costados habían medias columnas blancas sosteniendo frondosos helechos, por detrás un traillage de madreras blancas.

En el salón se repetían estos detalles destacándose diferentes sitios como la mesa de los dulces y la barra de tragos, en lo alto se apreciaban torzadas de globos de color amarillo suave, marfil y dorado, estos también formaban un arco en la entrada al salón y daban marco a la mesa principal.

Las mesas de los mayores fueron tendidas con generosos manteles blancos y senderos amarillos, al centro lucían estilizados floreros con gerberas amarillas y anaranjadas junto a escapes verdes, mientras que los centros de las mesas de los jóvenes eran burbujas de vidrio conteniendo chocolates y paletas personalizadas llevando en las envolturas la foto de Cecilia.

Cuando ya todos estaban en el salón la quinceañera junto a sus hermanas y la mamá Marisa se acercaron al centro de la pista, realizaron un brindis de bienvenida con sus amistades, luego se bajaron las luces comenzando el animado baile que se prolongó por toda la madrugada. Un grupo musical animó la velada, también acompañó el  reparto de cotillón efectuándose juego de luces de colores cambiantes.

La quinceañera se destacó vistiendo modelo romántico confeccionado en muselina color marfil, la parte superior de amplio escote abierto hacia los hombros delineado este con pieza de organza en dos tonos más oscuros, caían sobre los hombros formando breves mangas. Esta tela se repetía en la faja drapeada del talle, de donde se desprendía la larga y amplia falda.

En sus largos cabellos recogidos al costado lució  dos rosas Dior en ambos colores del vestido, estas flores se repetían en un lateral del talle. Tan elegante como ella lucieron su mamá y las hermanas. La primera vistió un vestido corto recamado con pailletes negros y chal envolvente de gasa color coral, Florencia vistió de corto, broderie tono verde agua, manguitas cortas bullonée y cinta de raso verde más oscuro, culmina en un lateral con ramillete de pequeñas flores al tono, rosa y celeste pastel. Viviana vistió conjunto de falda corta de lentejuelas azul Francia y sobrefalda abierta al frente de gasa tono rosa Dior. De este color era el corset drapeado delineado, el escote y talle con galón bordado en pailletes de ambos colores.

Llegado el momento de cantarle el feliz cumple tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta  compuesta de tres pisos desfazados, bañados de color marfil y decoradas con círculos amarillos para culminar con rosas de azúcar. Acompañaban las quince velas del centro de la felicidad emergiendo de entre  estilizadas gerberas y rosas en ambos colores, una bandeja de platina con los souvenirs con los cuales agradeció la presencia y cariño de todos, y los hermosos obsequios recibidos.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...