Grato acontecimiento

Días pasados en una casa de fin de semana situada en Termas del Daymán festejó sus setenta años Nancy Cobal de Fernández, fue agasajada por sus hermanos, sobrinos y otros familiares los que unidos a amistades que conserva desde hace varios años disfrutó de un hermoso día.
Para este acontecimiento desde Montevideo viajaron sus hermanos Pablo y Manuel acompañados por sus respectivas familias conjuntamente con dos amigas íntimas residentes en la capital, donde la agasajada vivió buena parte de su vida.
Desde la entrada se veía un cartel con la palabra “Bienvenidos”, en el parque se dispusieron las mesas y en la galería lateral se dispusieron las mesas muy bien dispuestas con ensaladas, fiambres, platos fríos y calientes, desde donde los invitados se servían según su gusto. Para el postre luego del helado llegó el momento de cortar la torta, una sorpresa para la agasajada al estar decorada en fondant tono rosa pastel con su nombre y una guía de pequeña orquídeas en porcelana fría que culminaban en dos velitas formando el número setenta, a estas, Nancy muy emocionada las apagó entre cantos y aplausos, acompaño el arreglo de ésta mesa destacado arreglo floral y bandeja con copas para el brindis, en ese momento acercaron a la mesa una torta más pequeña en forma de corazón ya que una de sus amigas que viajaron cumplía años al día siguiente por lo que también fue agasajada.
El festejo se desarrolló en muy buen clima hasta el atardecer disfrutando todos de las atenciones de sus anfitriones, sin duda guardarán un excelente recuerdo.
Nancy recibió constantes muestras de cariño y amistad y hermosos obsequios.

Días pasados en una casa de fin de semana situada en Termas del Daymán festejó sus setenta años Nancy Cobal de Fernández, fue agasajada por sus hermanos, sobrinos y otros familiares los que unidos a amistades que conserva desde hace varios años disfrutó de un hermoso día.

Para este acontecimiento desde Montevideo viajaron sus hermanos Pablo y Manuel acompañados por sus respectivas familias conjuntamente con dos amigas íntimas residentes en la capital, donde la agasajada vivió buena parte de su vida.

Desde la entrada se veía un cartel con la palabra “Bienvenidos”, en el parque se dispusieron las mesas y en la galería lateral se dispusieron las mesas muy bien dispuestas con ensaladas, fiambres, platos fríos y calientes, desde donde los invitados se servían según su gusto. Para el postre luego del helado llegó el momento de cortar la torta, una sorpresa para la agasajada al estar decorada en fondant tono rosa pastel con su nombre y una guía de pequeña orquídeas en porcelana fría que culminaban en dos velitas formando el número setenta, a estas, Nancy muy emocionada las apagó entre cantos y aplausos, acompaño el arreglo de ésta mesa destacado arreglo floral y bandeja con copas para el brindis, en ese momento acercaron a la mesa una torta más pequeña en forma de corazón ya que una de sus amigas que viajaron cumplía años al día siguiente por lo que también fue agasajada.

El festejo se desarrolló en muy buen clima hasta el atardecer disfrutando todos de las atenciones de sus anfitriones, sin duda guardarán un excelente recuerdo.

Nancy recibió constantes muestras de cariño y amistad y hermosos obsequios.







Recepción de Avisos Clasificados