Las fechas varian!

La fecha para el Año Nuevo chino cambia cada año. Siempre cae entre el 21 de enero y el 20 de febrero, determinada por el calendario lunar chino.
3) La temporada de vacaciones se llama curiosamente «Festival de primavera».
Aunque en invierno, los chinos llaman las vacaciones del Año Nuevo Festival de la primavera (%f chknjié /chwnn-jyeah /), porque ‘el Inicio de la primavera’ (4 –18 de febrero) es el primero de los términos en su calendario solar tradicional. Mientras que el clima invernal prevalece, «Inicio de primavera» marca el final de la parte más fría del invierno, cuando los chinos tradicionalmente podrían esperar el comienzo de la primavera.
4) Es un festival de 1/3 de la población mundial
Es semana de vacaciones de invierno en China, como entre Navidad y año nuevo en otros países. Las escuelas en China consiguen alrededor de un mes de vacaciones, y las universidades más.
China, Hong Kong y Macau, y otros nueve países asiáticos; tienen dias festivos.
El Festival de la Linterna:
En la tarde del día 15 del primer mes lunar, en la noche de la luna llena, las familias se reúnen para cenar y salir a ver los fuegos artificiales y linternas de luz. Se ponen faroles para la decoración, que sueltan a volar y a flotar en los ríos.
Brillo de linternas de hielo en Harbin: Las gigantes de alta tecnología brillan con hermosos colores. Miles de pequeñas tradicionales se encienden también.
Cada Año Nuevo chino comienza un año con un nuevo animal del zodiaco.
Años del zodiaco chino: Una costumbre muy antigua es poner nombre a los años por uno de los 12 animales en el ciclo del zodiaco.
2019 es el año de la cerdo.
Muchos chinos aún creen en la astrología y otras supersticiones de año nuevo.
La gente se centra en prioridades: enmendarse, conciliarse, evitar ofensa y restablecer viejos lazos. Comprar y usar ropa nueva, dar regalos y limpiar la casa.
Es la utilización de fuegos artificiales anuales más grande del mundo.
No hay hora en cualquier otro país donde se vea tantas toneladas de fuegos artificiales iluminados como en China alrededor de la medianoche. China produce aproximadamente el 90% de los fuegos artificiales del mundo.
Los fuegos artificiales se utilizan para ahuyentar los malos espíritus: La mayoría de parte continental de China creen que el flash y la explosión de petardos y fuegos artificiales ahuyentan a los demonios y espiritus malos.