Linda Tamara cumplió 15 años

Días pasados cumplió quince años Linda Tamara
González.
Su mamá Andrea se los festejó con una linda reunión realizada en el Club Salto Grande, a la que concurrieron familiares, amigos y compañeros de estudios, con los cuales compartieron gratas horas de sociabilidad y diversión.
Los colores rosa, lila y blanco se veían en los racimos de globos alternados con otros a lunares y anchas cintas que se iban uniendo a grandes moños de las paredes.
Las mesas y sillas vestidas de blanco, senderos y moños se iban alternando en los colores de la fiesta, los centros de mesas eran corazones rosa con el nombre de la agasajada de base, donde se elevaba un zapato de tacones recubierto de brillantina plateada, otros rosados o lilas y el Nº15.
En este colorido entorno se destacó la quinceañera vistiendo modelo de fiesta blanco, corset de raso destacado con flores de encaje y los centros bordados en mostacillas rosadas nacían bajo el busto para extenderse hasta el talle en delicadas guías. Desde allí se originaba la falda amplia revestida de tul rosa. En sus largos cabellos peinados con bucles en lo alto adornaba tiara de strass.
Llegada la medianoche bailó el vals, prolongándose esta danza por varios minutos, luego la pista se cubrió de bailarines al cambiar de ritmos modernos y sobre la madrugada se repartió el cotillón acompañando danza carioca. Tamara para el cotillón se cambió de vestido por uno de falda corta repollada con varias capas de tul rosa.
Entre las atracciones de la noche destacamos la mesa dulce con infinidad de golosinas, cup cakes y galletitas personalizadas, también la barra de tragos con vasos led, estos iluminaban la pista de baile formando caprichosas figuras.
Al momento del brindis tomó relevancia la mesa principal tendida con mantel de encaje blanco y viso de raso rosa, encima se lucía la torta de cumpleaños compuesta de cinco pisos bañados de fondant blanco y decorados con cascadas de flores de azúcar en los tonos rosa y lila con algo de verdor. Acompañaba un candelabro en forma de corazón con los quince veloncitos del centro de la felicidad, estos fueron soplados mientras le cantaban el feliz cumpleaños y luego entregó uno a cada una de sus amigas íntimas o familias más queridas.
En una mesa adicional estaban los variados postres y muses, los que fueron acompañados de finas bebidas.
Entre quienes le acompañaron en su noche de fiesta recordamos a los hermanos Andru, Fernando y Yéssica, la abuela Beatriz Rodríguez, los tíos Cecilia García,  Virginia Leal, Oscar Medina, las sobrinas Mía Martínez, Bianca Benítez y Elías Leal.También llegaron familiares de Montevideo.
Recibió la jovencita múltiples obsequios, siendo estos otro motivo de alegría.

Días pasados cumplió quince años Linda Tamara González.

Su mamá Andrea se los festejó con una linda reunión realizada en el Club Salto Grande, a la que concurrieron familiares, amigos y compañeros de estudios, con los cuales compartieron gratas horas de sociabilidad y diversión.

Los colores rosa, lila y blanco se veían en los racimos de globos alternados con otros a lunares y anchas cintas que se iban uniendo a grandes moños de las paredes.

Las mesas y sillas vestidas de blanco, senderos y moños se iban alternando en los colores de la fiesta, los centros de mesas eran corazones rosa con el nombre de la agasajada de base, donde se elevaba un zapato de tacones recubierto de brillantina plateada, otros rosados o lilas y el Nº15.

En este colorido entorno se destacó la quinceañera vistiendo modelo de fiesta blanco, corset de raso destacado con flores de encaje y los centros bordados en mostacillas rosadas nacían bajo el busto para extenderse hasta el talle en delicadas guías. Desde allí se originaba la falda amplia revestida de tul rosa. En sus largos cabellos peinados con bucles en lo alto adornaba tiara de strass.

Llegada la medianoche bailó el vals, prolongándose esta danza por varios minutos, luego la pista se cubrió de bailarines al cambiar de ritmos modernos y sobre la madrugada se repartió el cotillón acompañando danza carioca. Tamara para el cotillón se cambió de vestido por uno de falda corta repollada con varias capas de tul rosa.

Entre las atracciones de la noche destacamos la mesa dulce con infinidad de golosinas, cup cakes y galletitas personalizadas, también la barra de tragos con vasos led, estos iluminaban la pista de baile formando caprichosas figuras.

Al momento del brindis tomó relevancia la mesa principal tendida con mantel de encaje blanco y viso de raso rosa, encima se lucía la torta de cumpleaños compuesta de cinco pisos bañados de fondant blanco y decorados con cascadas de flores de azúcar en los tonos rosa y lila con algo de verdor. Acompañaba un candelabro en forma de corazón con los quince veloncitos del centro de la felicidad, estos fueron soplados mientras le cantaban el feliz cumpleaños y luego entregó uno a cada una de sus amigas íntimas o familias más queridas.

En una mesa adicional estaban los variados postres y muses, los que fueron acompañados de finas bebidas.

Entre quienes le acompañaron en su noche de fiesta recordamos a los hermanos Andru, Fernando y Yéssica, la abuela Beatriz Rodríguez, los tíos Cecilia García,  Virginia Leal, Oscar Medina, las sobrinas Mía Martínez, Bianca Benítez y Elías Leal.También llegaron familiares de Montevideo.

Recibió la jovencita múltiples obsequios, siendo estos otro motivo de alegría.







El tiempo

Ediciones anteriores

noviembre 2018
L M X J V S D
« oct    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

  • Otras Noticias...