Los 15 Años de Anny Florencia Rodríguez

Con motivo de celebrar sus quince años Anny Florencia Rodríguez Dávila sus padres Marcelo Y Leticia ofrecieron una hermosa reunión que tuvo lugar en las instalaciones del Salto Rowing Club, donde se dieron cita numerosos jóvenes y un grupo de mayores.

La quinceañera al llegar fue recibida por uno de sus  primos llegado de la capital, disfrazado como el payaso Berretín.

Ella realzó su elegancia y juventud vistiendo modelo de baile realizado por su abuela Marta Texeira, la parte superior de corte solero realizado en gasa Dior  salpicado de lágrimas y cristalitos, amplia falda de satén revestida de tul nevado, sus largos cabellos peinados apenas levantados hacia los costados fueron retenidos con dos brochecitos de strass.

Luego de ser cariñosamente saludada por sus padres, sus hermanos Nicolás y la pequeña Valentina, continuó recibiendo felicitaciones de otros familiares y amistades.

Al escucharse las notas de un vals la quinceañera y su papá se acercaron hasta el centro de la pista comenzando con el vals dando por inaugurada la fiesta que se prolongó muy animada durante toda la madrugada, cambió parejas con su hermano, con su abuelos Juan Alejandro Dávila, y así sucesivamente con otros familiares y amigos.

El amplio salón fue destacado con una delicada decoración en los colores blanco, verde manzana y fucsia, estos colores se multiplicaban en las torzadas de globos que formaban bóveda sobre la pista de baile intercalados con bando de telas formando ondas.

Los invitados disfrutaron alegremente el festejo ubicados en torno a mesas tendidas con mantelería en composée de color al igual que los cubre sillas, los centros de mesas eran fanales con forma de llama en los colores fucsia y blanco apoyados sobre soporte de metal.

Durante la velada se sirvió exquisito lunch y cena, y llegado el momento de servir el helado sobre una pantalla se pasaron secuencias de fotos y videos de esta jovencita haciendo un raconto de su vida.

Llegada la madrugada se repartió el cotillón siendo este momento una explosión de alegría, se soltaron los globos y se hicieron juegos de papelitos y serpentinas en spray.

Luego se invitó a todos los presentes rodear la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños, una de mayor tamaño ubicada en los alto sobre soporte revestido de satén verde suave y decorada en blanco con pequeños ramilletes de flores fucsia y hojitas verdes, donde se posaban maripositas rodeando sus iniciales, acompañaban sobre la mesa varias diminutas tortas bellamente decoradas en similitud a las anteriores destinadas a los invitados más allegados a la cumpleañera.

Luego de elevar las copas en el brindis Anny llamó a las quince personas más queridas por ella a que la acompañaran a efectuar la ceremonia de las velas con forma de flor que se posaban en el árbol de la vida tapizado de pequeñas maripositas.

Acompañó en elegancia su mamá, vistió modelo largo de color coral, con el escote señalado con ancha pieza plateada.

Finalizada la reunión la quinceañera se paseó entre las mesas obsequiando a sus invitados con velas de olor con diseño de maripositas.

Recibió múltiples y finos obsequios que perdurarán en el recuerdo de este su día feliz.