Los 15 años de Antonella

Los esposos Julio César Barrios y Teresita Lilián Texeira ofrecieron una hermosa fiesta agasajando a su hija Antonella al cumplir quince años.
El salón de fiestas del club Salto Grande lucio sus mejores galas al verse reflejada en la profusa iluminación anchas cintas de telas azules y plateadas, al centro de la pista se apreciaban globos espejados.
En el recibidor estaba el atril con el cuadro destinado a recoger firmas y mensajes, acompañaba una gigantografía y media columna blanca envuelta en tela plateada sosteniendo cascada de rosas y claveles, algunos teñidos de azul, para ingresar al salón se lo hacía por medio de un túnel de globos en ambos colores de la fiesta, luego estos se extendían formando torzadas que convergían al centro de pista. La quinceañera llegó con su hermano, vistió modelo de baila blanco, confeccionado en piel de ángel revestido de gasa, corset bordado en perlas, piedras strass y lentejuelas, en el peinado lució tiara de strass.
La recibieron sus padres, luego ingresaron al salón comenzando el vals, esta danza se prolongó por varios minutos al ir cambiando de parejas con familiares y amistades, posteriormente ritmos de moda fueron una invitación al animado baile, un grupo en vivo animó la velada, en la madrugada se repartió el colorido cotillón de luces y grandes sombreros decorados con piedras de colores y plumas.
Los invitados disfrutaron de las atenciones de sus anfitriones ubicados en torno a mesas dispuestas con mantelería enANTONELLA BARRIOS TEXEIRA - 15 años - 473 23830 . FOTO E.Lagosarmonía de colores, lucían al centro base alta de cristal para culminar con el zapato de Cenicienta decorado en ambos colores elegidos. Una mesa muy visitada fue la de las golosinas, eran tres planos donde se veían topiarios recubiertos de gomitas y fresas, bandejas con brochetes de frutas y cascada de chocolate y una amplia variedad de golosinas.
Al momento del brindis la familia se ubicó junto a la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños, que consistía de tres pisos cuadrados bañados de fondant azul, del piso superior cascada de flores plateadas y blancas, el Nº15 y zapato de cristal, mientras le cantaban el feliz cumpleaños Antonella sopló las quince velas del centro de la felicidad. Entre los asistentes la quinceañera tuvo la dicha de contar con la presencia de sus hermanos Catherine, Jaret Jiménez y sus hijas Kimberly y Lara, Jhonatan y su esposa Romina Pesce, junto a sus hijos Melanie, Mikaela, Nicolás y Martina, la abuela María Fernández de Barrios y la madrina Lourdes Barrios.
Entre las elegantes recordamos al grupo familiar, la mamá vestido de satén lila, el corsage de talle imperio presenta rositas aplicadas plateadas y de terciopelo negro, desde allí nace la falda larga de suave movimiento. Su hermana lució vestido de satén y gasa azul, bordado en plata siguiendo la línea del escote y espalda baja.
Su cuñada vistió modelo de encaje tono verde agua con detalle en transparencia en el talle. También los niños vistieron muy bien, las niñas de satén azul revestidos uno de encaje negro y la otra encaje rosa, y los varoncitos con trajes negros camisas blancas y corbatas rosa y azul .
Como muestra de afecto recibió la jovencita múltiples y finos obsequios, siendo estos otro motivo de alegría.