Los 15 años de Carla Noemí

Días pasados los esposos Marcelo Guarino y Mónica Rameau festejaron los quince años de su hija Carla Noemí.
La quinceañera llegó al salón con su hermano Marcos, vistió modelo de corset de satén blanco y falda larga acampanada revestida de tul color champagne y salpicada de lentejuelas doradas, en sus largos cabellos lució broche de pequeñas flores y guías. Fue recibida por sus padres y los abuelos Enrique Guarino y Luz Tavares, Noel Rameau y Blanca Mernes, los padrinos Adolfo Rouller y Alicia Rameau.
Con su papá ingresó hasta el centro de la pista comenzando con el vals, luego cambió parejas con otros familiares, amigos y compañeros de estudios, extendiéndose esta danza por varios minutos, posteriormente ritmos de moda fueron toda una invitación al animado baile y sobre la madrugada el reparto del cotillón con el ingreso a la sala de la batucada y algunas bailarinas de «Imperio de Samba».
El salón del Salto Rowing Club fue decorado en los colores  blanco y dorado, mantelería en armonía y carretilla de madera cubierta de flores multicolores en los centros de las mesas. En la entrada estaba el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes de felicidad de todos sus invitados, medias columnas frondosos helechos, en otros sitios había gigantografías y secuencias de fotos en paneles colgantes. En el techo y las columnas había torzadas de globos y telas en ambos colores elegidos.
Llegado el momento de cantarle el feliz cumpleaños la familia se ubicó detrás de la mesa principal donde estaba la hermosa torta, de varios pisos decorados con flores de colores y vuelos de azúcar, resaltando el Nº15 dorado, acompañaban varios postres y una muñeca vestida igual a la agasajada. En otra mesa adicional estaba la fuente de chocolate y bandeja de frutas frescas, en un extremo había bandejas con variedad de golosinas, alfajores y bombones artesanales. Fue una fiesta muy divertida, para acompañarlos llegaron familiares de Montevideo, Paysandú y Buenos Aires.

Días pasados los esposos Marcelo Guarino y Mónica Rameau festejaron los quince años de su hija Carla Noemí.

La quinceañera llegó al salón con su hermano Marcos, vistió modelo de corset de satén blanco y falda larga acampanada revestida de tul color champagne y salpicada de lentejuelas doradas, en sus largos cabellos lució broche de pequeñas flores y guías. Fue recibida por sus padres y los abuelos Enrique Guarino y Luz Tavares, Noel Rameau y Blanca Mernes, los padrinos Adolfo Rouller y Alicia Rameau.

Con su papá ingresó hasta el centro de la pista comenzando con el vals, luego cambió parejas con otros familiares, amigos y compañeros de estudios, extendiéndose esta danza por varios minutos, posteriormente ritmos de moda fueron toda una invitación al animado baile y sobre la madrugada el reparto del cotillón con el ingreso a la sala de la batucada y algunas bailarinas de «Imperio de Samba».

El salón del Salto Rowing Club fue decorado en los colores  blanco y dorado, mantelería en armonía y carretilla de madera cubierta de flores multicolores en los centros de las mesas. En la entrada estaba el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes de felicidad de todos sus invitados, medias columnas frondosos helechos, en otros sitios había gigantografías y secuencias de fotos en paneles colgantes. En el techo y las columnas había torzadas de globos y telas en ambos colores elegidos.

Llegado el momento de cantarle el feliz cumpleaños la familia se ubicó detrás de la mesa principal donde estaba la hermosa torta, de varios pisos decorados con flores de colores y vuelos de azúcar, resaltando el Nº15 dorado, acompañaban varios postres y una muñeca vestida igual a la agasajada. En otra mesa adicional estaba la fuente de chocolate y bandeja de frutas frescas, en un extremo había bandejas con variedad de golosinas, alfajores y bombones artesanales. Fue una fiesta muy divertida, para acompañarlos llegaron familiares de Montevideo, Paysandú y Buenos Aires.