Los 15 años de Claudia Camila

Días pasados  los esposos Wilson Furtado y Elena Dollanarte ofrecieron una hermosa fiesta agasajando a su hija Claudia Camila al cumplir quince años.
Recibieron a sus invitados en las hermosas instalaciones del Yacht Club junto al Lago de Salto Grande.
Ingresó al salón acompañada de su hermano Lucas Francisco. En el salón la recibieron sus padres, luego se fueron acercando los invitados recibiendo las felicitaciones.
Claudia realzó su juventud vistiendo modelo de baile interpretado en tafetas tono fucsia, en la parte superior vestía un corset bordado en lentejuelas y canutillos negros formando arabescos. Además una larga y amplia falda acampanada con sobrefalda de tul laminada  recogía en un lateral con una rosa de gasa negra. Sus largos cabellos con bucles fueron retenidos a ambos lados con pequeñas flores fucsia, despejando el rostro.
Cuando ya todos estaban en la sala con su papá comenzó el vals, cambió parejas por varios minutos y posteriormente ritmos de moda fueron una invitación al animado baile, la alegría fue mayor cuando en la madrugada se repartió el cotillón.
El salón fue decorado en los colores fucsia y negro, en la entrada habían canastas con flores y velones encendidos, estas luminarias se repetían en diferentes sitios del salón
estando colgadas algunas y otras en el piso, el cuadro de firmas junto a la gigantografía de la joven montando un caballo formaban parte de la decoración.
Los invitados disfrutaron de las atenciones de los invitados ubicados en torno a mesas dispuestas con manteles blancos  y cubre manteles en los colores de la fiesta, lucían al centro burbujas con agua de color donde flotaban velas con forma de flores.
En un lugar destacado estaba la mesa principal cubierta con mantel de raso negro retomado al centro con ramillete de flores fucsia, encima se exhibía la moderna torta de cumpleaños, eran tres pisos dispuestos en forma desencontrada y decoradas al tono, acompañaba un soporte en forma de flor con sus pétalos abiertos, del centro emergían las quince velas ubicadas en círculo siendo de mayor tamaño la Nº15. En otras dos mesas se cubrieron de exquisitos postres. Durante la cena se pasaron videos y fotos con el historial de vida de Camila, luego mientras degustaban el helado Mariquena Dávila ofreció un show de danzas clásicas, al momento del cotillón la quinceañera cambió la falda larga por otra más corta negra, de gasa y tul en varias capas, acompañaron este momento integrantes de una comparsa promoviendo gran algarabía. Como muestra de afecto y amistad recibió múltiples y finos obsequios, retribuyó atenciones repartiendo los souvenirs, eran pequeños antifaces decorados con plumitas de colores donde se adhería la tarjetita de agradecimiento.

Días pasados  los esposos Wilson Furtado y Elena Dollanarte ofrecieron una hermosa fiesta agasajando a su hija Claudia Camila al cumplir quince años.

Recibieron a sus invitados en las hermosas instalaciones del Yacht Club junto al Lago de Salto Grande.

Ingresó al salón acompañada de su hermano Lucas Francisco. En el salón la recibieron sus padres, luego se fueron acercando los invitados recibiendo las felicitaciones.

Claudia realzó su juventud vistiendo modelo de baile interpretado en tafetas tono fucsia, en la parte superior vestía un corset bordado en lentejuelas y canutillos negros formando arabescos. Además una larga y amplia falda acampanada con sobrefalda de tul laminada  recogía en un lateral con una rosa de gasa negra. Sus largos cabellos con bucles fueron retenidos a ambos lados con pequeñas flores fucsia, despejando el rostro.

Cuando ya todos estaban en la sala con su papá comenzó el vals, cambió parejas por varios minutos y posteriormente ritmos de moda fueron una invitación al animado baile, la alegría fue mayor cuando en la madrugada se repartió el cotillón.

El salón fue decorado en los colores fucsia y negro, en la entrada habían canastas con flores y velones encendidos, estas luminarias se repetían en diferentes sitios del salón

estando colgadas algunas y otras en el piso, el cuadro de firmas junto a la gigantografía de la joven montando un caballo formaban parte de la decoración.

Los invitados disfrutaron de las atenciones de los invitados ubicados en torno a mesas dispuestas con manteles blancos  y cubre manteles en los colores de la fiesta, lucían al centro burbujas con agua de color donde flotaban velas con forma de flores.

En un lugar destacado estaba la mesa principal cubierta con mantel de raso negro retomado al centro con ramillete de flores fucsia, encima se exhibía la moderna torta de cumpleaños, eran tres pisos dispuestos en forma desencontrada y decoradas al tono, acompañaba un soporte en forma de flor con sus pétalos abiertos, del centro emergían las quince velas ubicadas en círculo siendo de mayor tamaño la Nº15. En otras dos mesas se cubrieron de exquisitos postres. Durante la cena se pasaron videos y fotos con el historial de vida de Camila, luego mientras degustaban el helado Mariquena Dávila ofreció un show de danzas clásicas, al momento del cotillón la quinceañera cambió la falda larga por otra más corta negra, de gasa y tul en varias capas, acompañaron este momento integrantes de una comparsa promoviendo gran algarabía. Como muestra de afecto y amistad recibió múltiples y finos obsequios, retribuyó atenciones repartiendo los souvenirs, eran pequeños antifaces decorados con plumitas de colores donde se adhería la tarjetita de agradecimiento.