Los 15 años de Gabriela Medina da Silva fueron celebrados en destacado agasajo

Los esposos Daniel Medina Castro y Dora Gabriela da Silva ofrecieron una hermosa fiesta agasajando a su hija Gabriela al cumplir quince años. Invitaron a familiares y amigos de nuestra ciudad y de la localidad de Baltasar Brum, lugar donde residen, del Liceo Rural partió un coche especial para trasladar a los compañeros de clase, también llegaron familias de Artigas, Montevideo, San José, Paysandú y Buenos Aires (R.A.).

El local de Haras de Salto se vistió de fiesta para recibir a los invitados, en el recibidor había una gigantografía con el rostro de la jovencita, acompañaban altos soportes de vidrio con destacados arreglos florales naturales, un poco más adelante estaba la mesa de las variadas golosinas, envueltas en brillantes papeles de colores, en pequeñas cajitas decoradas con originales moños de papel corrugado unas y otras de organza, también en copas de cristal de diferentes tamaños hasta una muy grande con las paletas de golosinas y cestitos con los alfajores, todos ubicados en diferentes planos sobre varias piezas de satén de colores pastel y entre ellas hermosas flores de tela combinadas, algunas de ellas, las más pequeñas eran base para un bombón o yemas artesanales.

Otra mesa que llamó la atención fue la de los souvenirs, fue ubicada del lado contrario a la anterior, eran veloncitos decorados con bandas de cuero repujado con su nombre y otras eran cajitas forradas de tela de distintos colores que encerraban una pulsera de cuero también con el nombre de la quinceañera.

El techo y las paredes del salón fueron tapizadas con telas y sobre la pista de baile había cuadrante metalizado con globos espejados y luces cambiantes.

Los invitados fueron deferentemente atendidos por sus anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con mantelería de brocato color champagne y cubre de satén liso al tono, al centro se ubicaron altos candelabros de peltre con diferentes adornos, en unos habían tulipas de vidrio con pimpollos de rosas colores pastel, en otros las rosas eran de color champagne y el pie torneado con guías de hiedra disciplinada y otros follajes, otros arreglos elaborados en cubetas bajas transparentes lucían  multicolores con rosas tono rosa pálido, unidas a gerberas fucsia y astromelias en ambos colores con algo de lirios lilas. En este ambiente de refinamiento se desarrolló la fiesta que dio comienzo con la llegada de la quinceañera a bordo de un coche Mercedes Benz blanco con su primo Gonzalo Medina, llegó por el lado de la terraza siendo recibida por su otro primo Marcelo Medina, mientras el vocalista de “Sonido Profesional” interpretaba el tema “Cambiar el Mundo” y un show de fuegos artificiales iluminaba la noche salteña, para este momento se invitó a todos salir al exterior para así poder disfrutar del momento, las personas que se quedaron adentro seguían todo por dos pantallas gigantes.

Gabriela realzó su belleza vistiendo modelo de fiesta realizado en organza blanco, el corsage strapless totalmente bordado asimétrico con pailletes y cristales cortados a mano,  guía de grandes rosas formaban un solo bretel, idéntico detalle se repetía sobre un costado del esbelto talle para continuar algo  sobre un costado de la sobrefalda más corta, para continuar amplia falda con varias sobrefaldas, en sus cabellos lució tiara de circonias y complementó su atuendo con guantes largos.

Luego de saludar a sus padres y hermana Delfina, se acercaron los abuelos maternos Rugero da Silva y María Esther Olivera, también estaba la bis abuela María Esther Passarini y los padrinos Ruben Medina y Lucía da Silva.

Luego la quinceañera fue visitando cada una de las mesas saludando a sus invitados, al llegar la media noche su papá la invitó a iniciar el vals que se prolongó por varios minutos, cambió parejas con familiares y amigos, luego dio comienzo al animado baile con la actuación de un conocido grupo en vivo, para el momento de repartir el colorido y abundante cotillón donde se veían vinchas y enormes sombreros decorados con perlas, espejos, mucho strass y lentejuelones, ingresaron a la sala la batucada de Fabricio Cappó y dos bailarinas de la ciudad de Artigas con música brasilera. Los acompañó la quinceañera que cambió su atuendo por uno de satén corto de color azul, el corsage todo bordado y gran moño de tul atrás con los lazos que se extendían formando cola, sandalias azules y tocado de plumas en composée.

Es de destacar que Gabriela junto a sus primas y hermana hicieron una coreografía de Shakira, vistieron soleras de tela atigrada con detalles de flecos.

La fiesta se desarrolló muy alegre y divertida, al momento de efectuar el brindis tomó mayor relevancia la mesa principal donde se veían a los costados gigantografías de la jovencita, la mesa fue tendida con fino mantel bordado en richelieu de tradición en la familia, sobre él se posaban las tres tortas ubicadas sobre soporte de varios brazos, sobre el piso superior estaban las quince velas, le rodeaban varias mini tortas decoradas en color champagne y detalles de flores de azúcar tonos pastel y cintas de organza.

Muchas elegantes se dieron cita esta noche, entre ellas recordamos a su  mamá, lució vestido largo negro bordado con canutillos y mostacillas al tono, bretel recamado  con piedras strass y falda evasée con detalle de vuelos de organza cristal sobre uno de los laterales, peinado recogido con delicado tocado de plumas y strass. Su hermana Delfina Medina da Silva, vistió elegante vestido largo de línea straples confeccionado en tafeta color violeta, corsage bordado con cintas (soutache) en distintos tonos del violeta y pedrería, sus cabellos peinados semi recogidos con tocadito de strass y zapatos plateados complementando. La abuela María Esther Olivera, vistió modelo largo de tafeta color cobre, la parte superior bordado con pailletes tono cobre y falda de suave movimiento, acompañó con estola de pieles al tono. La madrina Lucía da Silva, lució solero largo de gasa en los tonos ocre y cobre, corsage bordado con pailletes dorados y falda de suave movimiento presenta desde la parte media hacia el ruedo volados de gasa. Las primas: Jazmín Panizza lució falda larga de tafeta escocés  negro y blanco con detalle de hilos plateados, señala el talle ancha faja y ramillete de flores de igual tela, acompañó con camisa de organza blanca con bordados de canutillos transparentes; Macarena Medina lució moderno vestido corto de color  rojo con detalles en negro sobre el corsage; Maira Medina vistió modelo corto de línea straples y falda recta de crep satén violeta; y Sofía Medina lució vestido corto de modernas líneas de color fucsia.

Como muestra de afecto y amistad recibió esta jovencita múltiples y finos obsequios que perdurarán en el recuerdo de este su día feliz, junto a las firmas que dejaron sus invitados en original cubo cuadro de firmas con cuatro fotos giratorias sobre pie alto ubicado en la entrada por la terraza.