Los 15 Años de María Angelina fueron celebrados con mucha alegría

Días pasados los esposos Giambiaggi – Rastellino celebraron con una hermosa reunión social festejaron los quince años de su hija María Angelina.
Las instalaciones del Salto Polo Club fueron las adecuadas para que la reunión fuera todo un éxito, amigos, compañeros de estudios y familiares se fueron congregando hasta que a las 23 hs. llegó la quinceañera junto a su hermano Sebastián.
Angelina vistió elegante modelo de largo Chanel confeccionado en gasa blanco, corsage de escote corazón bordado al frente formando guías y flores de pailletes, del talle nace amplia falda formada por varios vuelos irregulares y más corta al frente, su peinado juvenil fue adornado con azahares artificiales.
Los colores de la decoración fueron el blanco, rosa, fucsia y lila , el sendero de ingreso al predio fue delineado con fanales logrados con bolsitas de papel y  velones encendidos, en el recibidor estaba el cuadro destinado a recoger las firmas de cuantos le acompañaron en su día de fiesta, acompañaban cortinados recogidos con enormes flores de colores fucsia y lila.
Un poco más adelante cortinas tejidas en crochet de hilo color ocre daban marco al sitio donde se ubicó una mesita ratona con portarretrato enmarcando secuencia de fotos de Angelina, un moderno velador y violetero de plata antigua desbordando flores ilusión.
Los invitados fueron deferentemente atendidos ubicados en torno a mesas tendidas con manteles blancos  y senderos alternados en rosa fuerte o lila, al centro habían rodajas de troncos con una vela de miel elevándose  desde una flor de parafina rodeadas de flores ilusión y fino follaje.
En diferentes sitios del salón fueron distribuidos destacados arreglos florales en blanco y rosa junto a cañas entrelazadas, también enormes maceteros con cañas, hojas de diferentes follajes y gerberas dobles en los colores reinantes en la sala, todo esto acompañado con los cortinados que se repetían por todo el perímetro, se sumaban caireles con grandes lentejuelones.
Sobre la pista de baile formaban bóveda guías y racimos de globos lilas, rosados y blancos, al medio esferas espejadas.
Pasada la media noche Angelina y su papá comenzaron el vals, continuando luego con su hermano, otros familiares y amistades, posteriormente ritmos de moda se pusieron al aire invitando al animado baile con reparto del colorido cotillón.
Al momento de efectuar el brindis y cantarle el feliz cumpleaños tomó mayor relevancia la mesa principal que portaba la torta aniversario en forma de flor compuesta por cuatro tortas redondas en la base llevando al medio la fuente destilando champagne y cuatro altas columnas sosteniendo otra torta circular decorada en fondant blanco con detalles de flores de azúcar lila y rosa con pluch de cintas al medio, a su lado estaba el árbol de la vida cuyas velas rosas de color lila estaban distribuidas sobre candelabro decorado con flores ilusión.
Finalizada la reunión a medida que iban abandonando el salón la quinceañera repartió los souvenirs consistentes en pequeñas sirenitas con sus colas escamadas nacaradas sentadas en una caracola donde se adhería la tarjetita de agradecimiento por los hermosos y finos obsequios recibidos.