Los 15 años de Mariana Torres Ibánez

Días pasados los esposos Ricardo Torres y Patricia Ibáñez festejaron los quince años de su hija Mariana, motivo por el cual invitaron a familiares más allegados, amigos y compañeros de estudios de la jovencita.
El sitio elegido fue Chacra Le Park  hasta donde llegaron los invitados dispuestos a disfrutar una noche plena de diversión y sociabilidad. En el parque los recibían dos mimos y lanzafuegos haciendo sus evoluciones, una estatua viviente completaba el cuadro circense.
En los escalones se ubicaron varios grandes faroles hasta llegar al recibidor donde se ubicó un biombo de postigos antiguos patinados en blanco y grandes faroles. Al frente estaba la mesita con el álbum de fotos listo a recibir las firmas y mensajes para Mariana de parte de sus invitados.
En este sitio la quinceañera junto a sus padres recibió a los invitados. Vistió elegante solero blanco, bustier de gasa plisada. Señalaban el talle guías bordadas en pedrería, falda larga con movimiento. Acompañó en elegancia su mamá, quien lució solero largo de gasa con detalles estampados tonos pastel, su hermana Mercedes vistió moderno conjunto formado por falda corta de color celeste con el zócalo bordado de colores, acompañó con solerito blanco. En el salón su decoración llamó la atención de todos por su originalidad, debajo de cuatro gacebos con sus estructuras de madera y cubiertos con telas de lienzo se ubicaron la mesa dulce, la mesa principal sosteniendo la torta de cumpleaños, eran tres pisos juntos decorados con círculos en varios tonos pastel, en el último piso estaban las quince velas finitas, le rodeaban bandejas con muffins. En los dos gacebos restantes debajo se ubicaron juegos de living para los adultos. Es de destacar que la mantelería de estas mesas y las de los invitados eran de estilo rústico al irse combinando lienzo y arpillera tramada con hilos de tonos pastel, al centro lucían los floreros  de colores con estilizadas gerberas que fueron realzadas con las luces dirigidas a cada mesa.  Llegada la media noche las notas del vals marcaron el inicio del baile, la quinceañera dio los primeros giros con su papá, luego continuó con su hermano Mateo y así sucesivamente con sus amistades, posteriormente ritmos de moda fueron toda una invitación al animado baile, en la madruagada se repartió el cotillón de luces.Entre los que la acompañaron recordamos a los abuelos, Mabel Viettro, Miguel Torres y Ofelia Carabio, los padrinos Javier Andión y Flavia Ibáñez. Recibió la jovencita múltiples y finos obsequios.

Días pasados los esposos Ricardo Torres y Patricia Ibáñez festejaron los quince años de su hija Mariana, motivo por el cual invitaron a familiares más allegados, amigos y compañeros de estudios de la jovencita.

El sitio elegido fue Chacra Le Park  hasta donde llegaron los invitados dispuestos a disfrutar una noche plena de diversión y sociabilidad. En el parque los recibían dos mimos y lanzafuegos haciendo sus evoluciones, una estatua viviente completaba el cuadro circense.

En los escalones se ubicaron varios grandes faroles hasta llegar al recibidor donde se ubicó un biombo de postigos antiguos patinados en blanco y grandes faroles. Al frente estaba la mesita con el álbum de fotos listo a recibir las firmas y mensajes para Mariana de parte de sus invitados.

En este sitio la quinceañera junto a sus padres recibió a los invitados. Vistió elegante solero blanco, bustier de gasa plisada. Señalaban el talle guías bordadas en pedrería, falda larga con movimiento. Acompañó en elegancia su mamá, quien lució solero largo de gasa con detalles estampados tonos pastel, su hermana Mercedes vistió moderno conjunto formado por falda corta de color celeste con el zócalo bordado de colores, acompañó con solerito blanco. En el salón su decoración llamó la atención de todos por su originalidad, debajo de cuatro gacebos con sus estructuras de madera y cubiertos con telas de lienzo se ubicaron la mesa dulce, la mesa principal sosteniendo la torta de cumpleaños, eran tres pisos juntos decorados con círculos en varios tonos pastel, en el último piso estaban las quince velas finitas, le rodeaban bandejas con muffins. En los dos gacebos restantes debajo se ubicaron juegos de living para los adultos. Es de destacar que la mantelería de estas mesas y las de los invitados eran de estilo rústico al irse combinando lienzo y arpillera tramada con hilos de tonos pastel, al centro lucían los floreros  de colores con estilizadas gerberas que fueron realzadas con las luces dirigidas a cada mesa.  Llegada la media noche las notas del vals marcaron el inicio del baile, la quinceañera dio los primeros giros con su papá, luego continuó con su hermano Mateo y así sucesivamente con sus amistades, posteriormente ritmos de moda fueron toda una invitación al animado baile, en la madruagada se repartió el cotillón de luces.Entre los que la acompañaron recordamos a los abuelos, Mabel Viettro, Miguel Torres y Ofelia Carabio, los padrinos Javier Andión y Flavia Ibáñez. Recibió la jovencita múltiples y finos obsequios.