Los cinco años de María Catalina

Con motivo de cumplir cinco años la niña María Catalina García Prunzi, su mamá reunió en su domicilio a familiares y amiguitos  con los cuales compartió largas horas de juegos y entretenimientos.
Los colores de la decoración fueron el amarillo, verde y rojo. En el jardín se agrupaban los globos y grandes flores en goma eva con caireles de cintas en rulotés, en un sector bajo la pérgola florecida se ubicaron las mesas y sillas bajas para los pequeños, lucían manteles estampados con flores y al centro canastitas con variedad de golosinas. La mamá y la tía organizaron variedad de juegos, ayudaron a las niñas a maquillarse y les colocaban pulseras, collares y caravanas largas de colores.
Catalina recibió a sus invitados vestida como la Princesita Sofía, su personaje preferido de TV. Cantaron, bailaron, rompieron la piñata dejando caer una lluvia de golosinas hasta que llegó el momento de cortar la torta de cumpleaños, la trajo la abuela en una mesita rodante, la misma se la veía decorada con la Princesa Sofía sosteniendo en la mano la velita Nº5 que Catalina muy contenta sopló mientras le cantaban y aplaudían, mientras, los varones hacían mucho ruido con los chifles previamente entregados.
Al finalizar la reunión la pequeña agasajada repartió entre sus amigos bolsitas rojas y azules conteniendo golosinas y sorpresitas, a los que se sumaban los globos y las flores a las niñas para adornar los dormitorios.

Con motivo de cumplir cinco años la niña María Catalina García Prunzi, su mamá reunió en su domicilio a familiares y amiguitos  con los cuales compartió largas horas de juegos y entretenimientos.

Los colores de la decoración fueron el amarillo, verde y rojo. En el jardín se agrupaban los globos y grandes flores en goma eva con caireles de cintas en rulotés, en un sector bajo la pérgola florecida se ubicaron las mesas y sillas bajas para los pequeños, lucían manteles estampados con flores y al centro canastitas con variedad de golosinas. La mamá y la tía organizaron variedad de juegos, ayudaron a las niñas a maquillarse y les colocaban pulseras, collares y caravanas largas de colores.

Catalina recibió a sus invitados vestida como la Princesita Sofía, su personaje preferido de TV. Cantaron, bailaron, rompieron la piñata dejando caer una lluvia de golosinas hasta que llegó el momento de cortar la torta de cumpleaños, la trajo la abuela en una mesita rodante, la misma se la veía decorada con la Princesa Sofía sosteniendo en la mano la velita Nº5 que Catalina muy contenta sopló mientras le cantaban y aplaudían, mientras, los varones hacían mucho ruido con los chifles previamente entregados.

Al finalizar la reunión la pequeña agasajada repartió entre sus amigos bolsitas rojas y azules conteniendo golosinas y sorpresitas, a los que se sumaban los globos y las flores a las niñas para adornar los dormitorios.