Los quince años de Agustina

Cumplió quince años Agustina Blanes Baratta motivo por el cual invitó a familiares, a mistades y compañeros de estudios a que com partieran su alegría.
Llegó al salón del club Uruguay acompañada de sus primos Renzo Paulini y Diego Baratta, realzó su prestancia vistiendo solera de gasa blanco, corsage drapeado, señala el talle galón bordado en pailletes de donde nacía la amplia y larga falda de caída natural, en el peinado lució pequeñas flores. Fue recibida por su mamá Patricia, su hermana Noelia y los abuelos Renée Acosta, Eduardo Baratta, Olga Donini y Edgardo Blanes, los padrinos Jorge Pintos y Claudia Baratta, luego se acercó su papá Gustavo Blanes, luego de saludarla la invitó a ingresar al salón y comenzar el vals, esta danza se prolongó por varios minutos al ir cambiando de parejas, luego ritmos de moda fueron una invitación al animado baile, en la madrugada se repartió el cotillón, contando con la animación de un grupo en vivo.
El club fue finamente decorada desde el ingreso, al pie de la escalinata se ubicaron dos altos candelabros con velas de colores fucsia y turquesa, luciendo al centro del pie topiarios muy verdes, en el recibidor junto al señorial espejo se veía el cuadro de firma y la gigantografía, sobre un costado se ubicó la mesa dulce, muy bien presentada con las golosinas en diferentes soportes y envolturas personalizadas. En el salón se veían telas tono verde agua que nacían de la araña central hacia los laterales, detrás la mesa principal se extendió amplio cortinado verde agua, a su frente la mesa fue cubierta con fino mantel bordado, al centro se veía la torta aniversario compuesta de tres pisos separados decorados con chupetines simulando helados y arriba muffins, llamó la atención las quince velas de parafina con forma de paletas gigantes en los colores de la fiesta. Los invitaron disfrutaron de la reunión ubicados en torno a mesas dispuestas con manteles blancos y cubre manteles verde claro, lucían al centro fanales fucsia y turquesa que se iban alternando.
Entre las elegantes de la noche recordamos a la mamá, vistió solera bordada color lavanda, falda de corte sirena, la hermana vistió solero negro con detalle de galón dorado y falda larga de gasa verde. Recibió la jovencita múltiples y finos obsequios los que perdurarán en el recuerdo de este su día feliz.