Los quince años de Agustina

Días pasados los esposos Enrique Perdomo y Liliana Fuques celebraron los quince años de su hija Agustina con una hermosa fiesta ofrecida en el Salto Rowing Club, donde familiares, amigos y compañeros de estudios de la joven se hicieron presentes disfrutando una noche plena de diversión.
La quinceañera llegó al salón con su padrino Gerardo Fuques, fue recibida por sus padres y hermanos, Analía y Rodrigo, luego se acercó la madrina Liliam y los abuelos Isaac Fuques, María Bautista y Graciela Dalmao, con su papá ingresó al salón siendo recibida con un cerrado aplauso de sus invitados todos de pie.
Agustina realzó su prestancia y juventud vistiendo modelo de baile interpretado en organza cristal blanco, el corset presentaba delicados bordados con pailletes y libélulas nacaradas, amplia falda compuesta de varias capas irregulares, culminó su atuendo con tiara de strass en el peinado.
Una esmerada decoración se apreciaba en el salón, en la entrada se ubicaron varias antorchas encendidas, en la entrada la puerta fue delineada con triple arco de globos en los colores de la fiesta que fueron el fucsia, rosa y lila llevando por base el blanco.
En diferentes sitios se colgaron telas alternadas de racimos con globos y cada tanto móviles con grandes libélulas de gasa en  estos colores, al centro de la pista había globos espejados iluminados con led. El salón fue dividido en dos partes bien diferenciadas, para los jóvenes había sector de puf y living con mesas bajas, al centro lucían cubetas de vidrio con flores y veloncitos flotantes, la barra de tragos fue destacada con el nombre de “Agustina” iluminado enmarcado con cortinados de cairelles transparentes.
Los mayores departieron amablemente ubicados del otro lado de la pista ubicados en torno a mesas tendidas con generosos manteles blancos donde se alternaban cubre manteles en los tres colores elegidos, al centro transparencias con gemas hidratadas y pequeñas libélulas en composée.
En dos sitios diferentes había gigantografías, en uno le acompañaba el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes de sus invitados, la otra estaba junto a la mesa de las golosinas, muy bien presentadas y guarnición de cup cakes vistosamente decorados.
El baile comenzó como es tradicional con el vals en primer lugar con su papá, luego cambió parejas por varios minutos, luego con ritmos de moda el baile se generalizó disfrutando todos los presentes de la alegría y diversión, el reparto del cotillón promovió enorme entusiasmo cuando la fiesta llegó a su punto culminante de ritmo y color.
Para acompañar este momento la quinceañera cambió su atuendo por otro más corto de satén negro y franja de color coral al frente.
Durante la velada Agustina y sus compañeras de danza efectuaron una coreografía de salsa que mucho gustó a los presentes, a los que animaron a  bailar.
Para el brindis la familia se ubicó detrás de la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños de tres pisos apoyados sobre cubos espejados, bañadas de tono rosa con detalles de flores lilas y libélulas fucsia, acompañaba estilizados candelabros curvo ascendente con transparencias encerrando los quince veloncitos del centro de la felicidad.
Entre las elegantes de la noche recordamos a la mamá y hermana de la cumpleañera, la primera vistió elegante modelo de color verde azulado, falda de varias capas de gasa más corta al frente y corsage de satén de breteles anchos bordados en pailletes al tono, Analía  lució modelo corto de satén tono azul zafiro, la parte superior bordado con arabescos de canutillos.
Como muestra de afecto y amistad recibió muchos y lindos obsequios.

Días pasados los esposos Enrique Perdomo y Liliana Fuques celebraron los quince años de su hija Agustina con una hermosa fiesta ofrecida en el Salto Rowing Club, donde familiares, amigos y compañeros de estudios de la joven se hicieron presentes disfrutando una noche plena de diversión.

La quinceañera llegó al salón con su padrino Gerardo Fuques, fue recibida por sus padres y hermanos, Analía y Rodrigo, luego se acercó la madrina Liliam y los abuelos Isaac Fuques, María Bautista y Graciela Dalmao, con su papá ingresó al salón siendo recibida con un cerrado aplauso de sus invitados todos de pie.

Agustina realzó su prestancia y juventud vistiendo modelo de baile interpretado en organza cristal blanco, el corset presentaba delicados bordados con pailletes y libélulas nacaradas, amplia falda compuesta de varias capas irregulares, culminó su atuendo con tiara de strass en el peinado.

Una esmerada decoración se apreciaba en el salón, en la entrada se ubicaron varias antorchas encendidas, en la entrada la puerta fue delineada con triple arco de globos en los colores de la fiesta que fueron el fucsia, rosa y lila llevando por base el blanco.

En diferentes sitios se colgaron telas alternadas de racimos con globos y cada tanto móviles con grandes libélulas de gasa en  estos colores, al centro de la pista había globos espejados iluminados con led. El salón fue dividido en dos partes bien diferenciadas, para los jóvenes había sector de puf y living con mesas bajas, al centro lucían cubetas de vidrio con flores y veloncitos flotantes, la barra de tragos fue destacada con el nombre de “Agustina” iluminado enmarcado con cortinados de cairelles transparentes.

Los mayores departieron amablemente ubicados del otro lado de la pista ubicados en torno a mesas tendidas con generosos manteles blancos donde se alternaban cubre manteles en los tres colores elegidos, al centro transparencias con gemas hidratadas y pequeñas libélulas en composée.

En dos sitios diferentes había gigantografías, en uno le acompañaba el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes de sus invitados, la otra estaba junto a la mesa de las golosinas, muy bien presentadas y guarnición de cup cakes vistosamente decorados.

El baile comenzó como es tradicional con el vals en primer lugar con su papá, luego cambió parejas por varios minutos, luego con ritmos de moda el baile se generalizó disfrutando todos los presentes de la alegría y diversión, el reparto del cotillón promovió enorme entusiasmo cuando la fiesta llegó a su punto culminante de ritmo y color.

Para acompañar este momento la quinceañera cambió su atuendo por otro más corto de satén negro y franja de color coral al frente.

Durante la velada Agustina y sus compañeras de danza efectuaron una coreografía de salsa que mucho gustó a los presentes, a los que animaron a  bailar.

Para el brindis la familia se ubicó detrás de la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños de tres pisos apoyados sobre cubos espejados, bañadas de tono rosa con detalles de flores lilas y libélulas fucsia, acompañaba estilizados candelabros curvo ascendente con transparencias encerrando los quince veloncitos del centro de la felicidad.

Entre las elegantes de la noche recordamos a la mamá y hermana de la cumpleañera, la primera vistió elegante modelo de color verde azulado, falda de varias capas de gasa más corta al frente y corsage de satén de breteles anchos bordados en pailletes al tono, Analía  lució modelo corto de satén tono azul zafiro, la parte superior bordado con arabescos de canutillos.

Como muestra de afecto y amistad recibió muchos y lindos obsequios.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...