Los quince años de Antonella

Días pasados Antonella Oliveri fue agasajada por sus padres Marcelo y Sandra al cumplir quince años, el local elegido para recibir a familiares y amistades fue Paseo Alemán.
Al llegar la quinceañera con su primo Maicol Oliveri fue recibida por sus padres y la hermanita Soledad, realzó su prestancia y juventud vistiendo modelo de fiesta blanco con detalles de flores fucsia, amplia y larga falda, el peinado con trenzas y ensortijado peinados en cascada fueron adornados con pequeñas flores y brochecitos de strass.
Luego de recibir los saludos, su papá la invitó a comenzar el vals, varios minutos duró esta danza al ir cambiando de parejas, más tarde la discoteca puso al aire música moderna siendo esta una invitación al animado baile que se prolongó por toda la madrugada, viviendo momentos especiales cuando se repartió el cotillón.
La fina decoración se apreciaba desde la entrada con una pieza circular donde flotaban flores y velas, acompañaba la gigantografía y un poco más atrás el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes.
En el salón destacaban guirnaldas y manojos de globos blancos y fucsia, estos colores se repetían en la mantelería de las mesas, los centros eran arreglos iguales a los de la entrada pero de menor dimensión.
La mesa dulce y la barra de tragos fueron muy visitadas durante toda la noche, luego de la cena disfrutaron de un video y secuencias de fotos en la historia de vida de la homenajeada.
Entre cantos y aplausos Antonella cortó la hermosa torta de cumpleaños muy bien decorada en filigrana blanca para culminar con ramillete de frescas flores, elevaron las copas en el brindis y luego sopló las quince velitas del árbol de la vida, haciendo el ceremonial de velas al invitar a sus seres queridos para entregarles una junto a sentidas palabras de agradecimiento.
Al final de fiesta todos recibieron los souvenir, eran pequeños portarretratos con la foto de la jovencita.