Los quince años de Camila Gisela

Al cumplir quince años Camila Gisela García Chiappini, sus padres Eleana y Ramón se lo festejaron con una hermosa reunión juvenil celebrada en  el local de Haras de Salto.
En la entrada se veían dos grandes faroles de piso con velones iluminando el sitio donde recibían a los invitados. Además una estatua viviente y dos mimos con sus graciosas evoluciones, una lona con el nombre de la quinceañera daba marco al sitio donde se sacaron las primeras fotos con los invitados. Entrando al salón en un lateral estaba el atril con la foto destinada a las firmas y mensajes, del lado contrario se ubicó la mesa dulce con variedad de golosinas, torres de bombas caramelizadas y bombones de chocolate.
La quinceañera llegó con su padrino  Gabriel Eguilior, ella realzó su prestancia y juventud vistiendo modelo de baile interpretado en organza blanca, la parte superior straples delicadamente bordado en canutillos y mostacillas, larga y ampulosa falda de organza. En el peinado lució tiara de strass.
Fue recibida por sus padres y hermanos Soraya, Catriel, Guadalupe y Sol, luego se acercaron los abuelos Ramón García Rocha, Gladys Summer, Ramona López y Sergio Chiappini, también la madrina Lilián García.
Luego con su papá llegó hasta el centro de la pista comenzando el vals, esta danza se prolongó por varios minutos a ir cambiando de parejas con sus amistades y familia, Posteriormente ritmos de moda fueron una invitación a la alegría y diversión contando con la actuación de un grupo en vivo, llegada la madrugada con música carioca se procedió a repartir el cotillón.
Los invitados disfrutaron de la velada ubicados en torno a mesas dispuestas con manteles blancos y senderos verde manzana y plata, al centro lucían copones con gemas, veloncitos y flores.
En un costado decorado con telas en los tres colores de la fiesta, se ubicó la mesa de los postres. En un extremo se destacaban arreglos florales en tonos pastel.
Al momento del brindis tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños, tres pisos separados con baño de fondant blanco y detalles verde manzana culminando cada una con ramillete de flores en azúcar. Del árbol de la vida con los quince velones, Camila realizó la ceremonia de las velas, entregando a cada uno de sus familias o seres queridos una como recuerdo de haberla acompañado en este día tan especial.
Como muestra de afecto y amistad recibió la jovencita múltiples y finos obsequios.
n

Al cumplir quince años Camila Gisela García Chiappini, sus padres Eleana y Ramón se lo festejaron con una hermosa reunión juvenil celebrada en  el local de Haras de Salto.

En la entrada se veían dos grandes faroles de piso con velones iluminando el sitio donde recibían a los invitados. Además una estatua viviente y dos mimos con sus graciosas evoluciones, una lona con el nombre de la quinceañera daba marco al sitio donde se sacaron las primeras fotos con los invitados. Entrando al salón en un lateral estaba el atril con la foto destinada a las firmas y mensajes, del lado contrario se ubicó la mesa dulce con variedad de golosinas, torres de bombas caramelizadas y bombones de chocolate.

La quinceañera llegó con su padrino  Gabriel Eguilior, ella realzó su prestancia y juventud vistiendo modelo de baile interpretado en organza blanca, la parte superior straples delicadamente bordado en canutillos y mostacillas, larga y ampulosa falda de organza. En el peinado lució tiara de strass.

Fue recibida por sus padres y hermanos Soraya, Catriel, Guadalupe y Sol, luego se acercaron los abuelos Ramón García Rocha, Gladys Summer, Ramona López y Sergio Chiappini, también la madrina Lilián García.

Luego con su papá llegó hasta el centro de la pista comenzando el vals, esta danza se prolongó por varios minutos a ir cambiando de parejas con sus amistades y familia, Posteriormente ritmos de moda fueron una invitación a la alegría y diversión contando con la actuación de un grupo en vivo, llegada la madrugada con música carioca se procedió a repartir el cotillón.

Los invitados disfrutaron de la velada ubicados en torno a mesas dispuestas con manteles blancos y senderos verde manzana y plata, al centro lucían copones con gemas, veloncitos y flores.

En un costado decorado con telas en los tres colores de la fiesta, se ubicó la mesa de los postres. En un extremo se destacaban arreglos florales en tonos pastel.

Al momento del brindis tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños, tres pisos separados con baño de fondant blanco y detalles verde manzana culminando cada una con ramillete de flores en azúcar. Del árbol de la vida con los quince velones, Camila realizó la ceremonia de las velas, entregando a cada uno de sus familias o seres queridos una como recuerdo de haberla acompañado en este día tan especial.

Como muestra de afecto y amistad recibió la jovencita múltiples y finos obsequios.