Los quince años de Camila Soledad

Los esposos Darío Cavallo y Estela Mori ofrecieron una hermosa fiesta en honor a su hija Camila Soledad al cumplir quince años.
El hermoso salón del Paseo Alemán recibió a los invitados con una decoración en los colores naranja y blanco, desde la entrada al predio una secuencia de esferas con luces de colores señalaba el camino; en el recibidor estaba el álbum de firmas y varios arreglos florales, en el salón se sumaban telas en ambos colores unidos a globos dorados y sobre la pista de baile los globos espejados.
La quinceañera llegó mientras se pasaba un video con su historia de vida, irrumpió rompiendo una pantalla de papel, sorprendiendo a todos los presentes, vistió modelo de fiesta confeccionado en gasa blanco con bordados de perlas, mangas cortas, del esbelto talle nacía la amplia falda de gasa lisa acampanada de caída natural, un broche de perlas adornaba el peinado. Fue recibida con un cálido aplauso y el saludo de la familia más directa, entre ellos sus hermanos Cristhian, Valeria, Sebastián, María, la abuela Orfilia Ferreira y el padrino Juan Cavallo. Luego su papá la invitó a iniciar el vals, cambió parejas por varios minutos con familiares y amigos y luego el baile se generalizó no decayendo la alegría en ningún momento. En la madrugada se repartió el cotillón.
Las mesas fueron dispuestas en los colores naranja y blanco, lucían al centro candelabros con velas anaranjadas, la base recubierta de mini rosas e ilusión. La barra de tragos led fue muy visitada durante toda la noche, igual la cabina de foto box para que todos se llevaran de recuerdo una divertida foto del cumpleaños de Camila.
Al momento de oírse el vals Quince Primaveras todos rodearon la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños, dos pisos bellamente decorados y adornados con rositas e ilusión, candelabro con iguales flores sostenían las quince velas del centro de la felicidad.
Muchas elegantes se dieron cita esta noche, entre ellas la mamá quién vistió modelo de color verde agua, corsage de encaje bordado, señala el talle faja plisada de gasa que culminaba en lazo lateral, desde allí nacía la falda larga de gasa lisa, sus hermanas: Valeria con vestido de encaje rojo trabajado con cintas y puntillas, María vistió solero de encaje rosa en la parte superior y falda amplia de gasa, la abuela vestido largo negro, mangas al codo y detalles dorados en el talle.
Fue una fiesta muy divertida que todos los que estuvieron presentes la recordarán por largo tiempo.