Los quince años de Cynthia promovió divertida reunión juvenil

Días pasados cumplió quince años Cynthia Magela Gularte Pertusatti motivo por el cual su familia ofreció una hermosa reunión social para agasajarla.
Compartieron gratas horas de sociabilidad y diversión  familiares más allegados, amigos y compañeros de estudios de esta jovencita en el hermoso salón de fiestas del Club Uruguay..
El mismo fue decorado en los colores blanco, verde manzana y lila, al pie de la escalera, en el primer descanso y dos en el recibidor habían columnas revestidas con gasas recamadas de lentejuelas, una de cada color se iban distribuyendo, portaban hermosos arreglos florales logrados con alelíes blancos y fresias lilas con algo de follaje natural, en el recibidor se sumaban por detrás abanicos de tules en los tres colores elegidos los que sumados a la apropiada iluminación ofrecían una destacada decoración, acompañaba el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes de felicidad de cuantos asistieron al festejo.
En el salón desde la araña central hacia los laterales partían telas y torzadas de globos, debajo las mesas de los mayores fueron tendidas con mantelería blanca y senderos lilas, con sillas también revestidas, lucían al medio fuentes con agua de color que se movilizaba por medio de una rueda que la hacía girar un duende de jardín, complementaba platos de sitio de peltre con vajilla completa y servilleteros de tul lila y detalles de perlas blancas.
En la parte contraria estaban las mesas de los jóvenes tendidas con manteles blancos y senderos verde manzana, lucían al medio esferas de vidrio con gel y fibras ópticas color verde suave.
Cerca de la media noche llegó la quinceañera con su abuelo Washington  Pertusatti, fue recibida en la escalinata por sus padres  Alberto Andrade y Magela Pertusatti, sus hermanos María José y María Pía Andrade Pertusatti y la abuela María Sonia de Mattos, luego ingresó al salón donde sus invitados la esperaban de pie recibiéndola con un cerrado aplauso.
Cynthia realzó su juventud vistiendo elegante modelo de baile, la parte superior straples de satén verde manzana con el escote trabajado con drapeados, desde el talle nace amplia falda de encaje blanco, en su peinado juvenil lució tiara de strass.
El baile lo inauguró con el tradicional vals el que se extendió por varios minutos con familiares y amistades, posteriormente ritmos de moda inundaron la sala invitando a todos a participar del animado baile  disfrutando de la actuación del grupo Impactos, posteriormente ritmos cariocas hizo propicio el reparto de especial cotillón, previamente entre las jóvenes se habían repartidos chinelas hawaianas de todos los colores.
Cerca del amanecer tomó mayor relevancia la mesa del brindis donde estaba la torta de cumpleaños de tres pisos decoradas de blanco con detalles de cintas de organza lila en el contorno y pequeñas flores de azúcar en los tres colores de la fiesta, acompañaban las copas del brindis decoradas con cintas de organza y perlas. En otra mesa adicional estaba el árbol de la vida con las quince velas verdes decoradas, distribuidos sobre pieza de tul lila y verde  estaban los souvenirs consistentes en llaveritos con su foto y tarjetitas con mensajes de agradecimiento.
Entre las elegantes de la noche recordamos a su mamá, vistió solera larga de gasa color lila, presenta detalles bordados en el escote y anchos breteles, sus hermanas Ma. Pía vistió solera corta de gasa estampada en los colores blanco, naranja y amarillos, falda balon y cinta de raso señalando el talle. María José vistió modelito de niña realizado en broderie color natural y cinta de satén en el talle.  Como muestra de afecto recibió múltiples y finos obsequios que perdurarán en el recuerdo de este su día feliz.