Los quince años de Daiana Daniela

ías pasados los esposos Maximiliano Méndez  y Daniela Moreira agasajaron a su hija Daiana Daniela al cumplir quince años.
A la hora indicada en la tarjeta de invitación, fueron llegando al salón de fiestas del Club Náutico de Bella Unión, los familiares, amistades y compañeros de estudios, admiraron la decoración en base a los colores blanco, negro y rojos.
La quinceañera junto a sus padres y hermana April recibió a los invitados, en este sitio se ubicó el atril con el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes, por detrás se apreciaba tenso formas con telas en los colores de la fiesta, en consonancia con los arreglos florales ubicados en lo alto de grandes prismas transparentes. En la oportunidad Daiana lució vestido corto de tul rojo, línea straples y una flor negra de canutillos en el talle, luego cambió su atuendo para bailar el vals.
A la media noche Daiana ingresó al salón con sus primos Axel Méndez y Alexander  Radcenco, vistió modelo de fiesta de línea straples, escote corazón y ancha faja bordada con perlas y  piedras rojas, desde allí se originaba la ampulosa falda revestida por varias capas de tul, complementó su atuendo con guantes cortos igualmente bordados en pedrería, igual detalle se apreciaba en el broche que adornaba el peinado juvenil.
En el centro de la pista la esperaba el papá comenzando el vals, esta danza se extendió por varios minutos al ir cambiando de parejas con sus invitados, posteriormente al cambiar de ritmos todos disfrutaron de la alegría y diversión, contaron con la animación de un grupo en vivo y batucada para el momento de repartir el cotillón. Es de destacar la actuación de la quinceañera y algunas de sus compañeras de baile que interpretaron danzas árabes para deleite de los asistentes.
En la decoración se veía el techo cubierto con bando de telas entrecruzadas en los tres colores elegidos, al centro colgaban globos espejados y luces de colores cambiantes recorrían el salón. Los invitados fueron deferentemente atendidos por los anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con manteles en composée de colores, lucían al centro espejos salpicados con pétalos de rosas rojas y transparencia con un velón y cinta de satén al tono. Los jóvenes disfrutaron de la muy completa mesa de dulces y cup cakes, mientras que los mayores, de la mesa de postres degustaron exquisiteces.
En la madrugada tomó relevancia la mesa principal tendida con mantel blanco a lunares rojos, encima se lucía la torta de tres piezas decorada con frutillas, acompañaba importante arreglo floral y las quince velas del centro de la felicidad sobresalían desde un soporte transparente en forma de prisma. En la pared detrás se apreciaba bello trabajo de telas en tenso formas iluminadas desde el piso.
La quinceañera tuvo la dicha de contar con la presencia de los abuelos Mario Moreira y Ethel Till, Mario Méndez y Mirta da Rosa, la bis abuela Rosa da Rosa, también estaba la madrina Carina Moreira, durante la velada su padrino Alejandro Méndez se conectó desde E.E.U.U. saludándola en su día, para acompañarlos llegaron de Montevideo muchos familiares.
Recibió la jovencita muchos y lindos obsequios.

ías pasados los esposos Maximiliano Méndez  y Daniela Moreira agasajaron a su hija Daiana Daniela al cumplir quince años.

A la hora indicada en la tarjeta de invitación, fueron llegando al salón de fiestas del Club Náutico deDaiana Méndez Moreira - 15 años - foto ON tel.47795307 Bella Unión, los familiares, amistades y compañeros de estudios, admiraron la decoración en base a los colores blanco, negro y rojos.

La quinceañera junto a sus padres y hermana April recibió a los invitados, en este sitio se ubicó el atril con el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes, por detrás se apreciaba tenso formas con telas en los colores de la fiesta, en consonancia con los arreglos florales ubicados en lo alto de grandes prismas transparentes. En la oportunidad Daiana lució vestido corto de tul rojo, línea straples y una flor negra de canutillos en el talle, luego cambió su atuendo para bailar el vals.

A la media noche Daiana ingresó al salón con sus primos Axel Méndez y Alexander  Radcenco, vistió modelo de fiesta de línea straples, escote corazón y ancha faja bordada con perlas y  piedras rojas, desde allí se originaba la ampulosa falda revestida por varias capas de tul, complementó su atuendo con guantes cortos igualmente bordados en pedrería, igual detalle se apreciaba en el broche que adornaba el peinado juvenil.

En el centro de la pista la esperaba el papá comenzando el vals, esta danza se extendió por varios minutos al ir cambiando de parejas con sus invitados, posteriormente al cambiar de ritmos todos disfrutaron de la alegría y diversión, contaron con la animación de un grupo en vivo y batucada para el momento de repartir el cotillón. Es de destacar la actuación de la quinceañera y algunas de sus compañeras de baile que interpretaron danzas árabes para deleite de los asistentes.

En la decoración se veía el techo cubierto con bando de telas entrecruzadas en los tres colores elegidos, al centro colgaban globos espejados y luces de colores cambiantes recorrían el salón. Los invitados fueron deferentemente atendidos por los anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con manteles en composée de colores, lucían al centro espejos salpicados con pétalos de rosas rojas y transparencia con un velón y cinta de satén al tono. Los jóvenes disfrutaron de la muy completa mesa de dulces y cup cakes, mientras que los mayores, de la mesa de postres degustaron exquisiteces.

En la madrugada tomó relevancia la mesa principal tendida con mantel blanco a lunares rojos, encima se lucía la torta de tres piezas decorada con frutillas, acompañaba importante arreglo floral y las quince velas del centro de la felicidad sobresalían desde un soporte transparente en forma de prisma. En la pared detrás se apreciaba bello trabajo de telas en tenso formas iluminadas desde el piso.

La quinceañera tuvo la dicha de contar con la presencia de los abuelos Mario Moreira y Ethel Till, Mario Méndez y Mirta da Rosa, la bis abuela Rosa da Rosa, también estaba la madrina Carina Moreira, durante la velada su padrino Alejandro Méndez se conectó desde E.E.U.U. saludándola en su día, para acompañarlos llegaron de Montevideo muchos familiares.

Recibió la jovencita muchos y lindos obsequios.