Los quince años de Evelyn Alejandra Torrens

Días pasados los esposos Héctor Alejandro Torrens y Stella Mary Romero ofrecieron una hermosa fiesta homenajeando a su hija Evelyn Alejandra al cumplir quince años.
Recibieron a familiares y amigos en la planta baja del Salto Rowing Club bellamente decorado con los colores verde agua, lila y blanco, en la entrada recibían a los invitados dos mimos y malabaristas haciendo evoluciones con cintas, al centro de la pista de baile había una estatua viviente.
En el recibidor se ubicó un caballete de pintor con el cuadro destinado a recoger las firmas de cuantos le acompañaron en su fiesta, en este sitio recibían  los padres y los mimos los conducían hasta las mesas.
Evelyn  llegó con su abuelo Augusto César Romero, su hermano Luis Augusto la condijo hasta el centro de la pista de baile donde sus padres la esperaban junto a la estatua que tomó vida y esparcía pétalos de rosas sobre quienes se acercaban a saludarla, todos esto ocurría mientras inundaba el recinto la balada para Adelina.
La quinceañera vistió solero de color verde agua, corset revestido de organza bordada, falda de crepé satén opaco y sobrefalda más corta y abierta al frente de satén brillante, en su peinado lució tiara de strass.
Acompañó en elegancia su mamá, lució solero largo de satén color azul eléctrico, corsage drapeado y amplia falda, señalado el talle con cinta gris plata para culminar en el lateral con una flor combinando ambas telas.
Los invitados fueron deferentemente atendidos ubicados en torno a mesas tendidas con mantelería blanca y cubre lila para los mayores y blanco y verde agua para los jóvenes, todas llevaban al medio candelabros patinados de verde suave y decorados con plumas y antifaces lilas brillantes.
El techo fue casi cubierto con torzadas de globos y telas en los tres colores de la fiesta, también envolvían las columnas, se sumaban motivos carnavaleros tales como serpentinas colgantes y enormes antifaces muy decorados con piedras y plumas, estos se repetían sobre medias columnas destacando diferentes sitios del salón.
El baile comenzó con los giros del tradicional vals de parte de la agasajada y su papá, continuó con su hermano, abuelo, tíos, primos y amigos, posteriormente ritmos de moda se pusieron al aire haciendo que la alegría se prolongara hasta las primeras horas de la mañana, hubo reparto de cotillón, juegos de espuma y serpentinas, haciendo del momento un verdadero carnaval.
Al momento de cantarle el feliz cumpleaños y elevar las copas en el brindis compartido se cortó la torta de cumpleaños de tres pisos bellamente bañado de color verde agua y punto perdido de color lila, el piso del medio lucían flores lilas y blancas, acompañaba sobre esta mesa el árbol de la vida cuyas velas blancas decoradas con cintas de colores, antifaces y plumas de colores, una obra artesanal al igual que los souvenirs realizada por su tío César Torrens, se distribuían escalonadas, llevando al medio una muñeca vestida igual a la cumpleañera y el Nº15.
Entre los presentes recordamos a las abuelas Marta Pereira de Torrens y Liria Suárez, los padrinos Ruben Alexis Figueroa y Leticia Alvez da Cruz.
Recibió esta jovencita muy lindos y finos obsequios, siendo estos otro motivo de alegría.