Los quince años de Faustina promovieron divertida reunión juvenil

Días pasados los esposos Favio Cabezas y Leticia Ferreira ofrecieron una hermosa fiesta agasajando a su hija Faustina al cumplir quince años.
El sitio elegido para el festejo fue Paseo Alemán, el caminero de acceso fue destacado con alfombra roja delineada con grandes faroles y velones encendidos, para culminar en la entrada con altos pedestales metalizados decorados con caireles cristalizados y transparencias circulares con agua de color y frescas flores naturales.
En el recibidor había telas en los colores blanco, verde manzano y plata, acompañaban el cuadro de firma y la gigantografía de la jovencita, entre estas habían soportes de diferentes alturas con grandes transparencias circulares y velones, todo este conjunto iluminado desde el piso dándole un aspecto muy singular al irse alternando los colores.
En este lugar  recibían sus padres, ella llegó a bordo de un Ford A en compañía de su primo Federico Cabezas.
Faustina realzó su prestancia y juventud vistiendo modelo de fiesta, confeccionado el corsage de encaje blanco bordado con mini lentejuelas y cristales facetados, del talle nace la amplia falda con recogidos de rosas Dior, sus largos cabellos peinados recogidos hacia un costado adornados con mini rositas.
Luego de saludar, con su papá ingresó al salón siendo recibida con un caluroso aplauso, comenzó el vals, luego alternó parejas con familiares y amistades, prolongándose el baile hasta la madrugada cuando se repartió el cotillón, en buena parte de la velada actuó un grupo en vivo animando aún más la fiesta.
Los invitados mayores disfrutaron de las atenciones de sus anfitriones ubicados en torno a mesas cubiertas con mantelería  en armonía de colores, se iban intercalando, lucían al centro transparencias circulares de vidrio y velón en contraste apoyados sobre lecho de marmolina teñida.
Los jóvenes se ubicaron en sector de puff y mesas bajas con las mismas transparencias conteniendo golosinas multicolores.
Los jóvenes tuvieron a disposición la barra de tragos y la de los variados dulces y cup cakes.
Llamó la decoración del salón consistente en bando de telas en los colores blanco, verde suave y plateado, alternaban aros colgantes forrados de verde, sobre la pista de baile se extendían trenzas de globos en los tres colores de la fiesta.
Llegado el momento de cantarle el feliz cumpleaños y elevar las copas en el brindis tomó relevancia la mesa del brindis donde estaba la torta de cumpleaños, tres pisos ubicados en diferentes niveles decorados en blanco con detalles de círculos verde aguas, acompañaba candelabro con las quince velas de gala efectuando la ceremonia de las velas, llamando a cada uno de sus seres más queridos.
Entre las elegantes de la noche recordamos a la mamá, vistió modelo largo de satén labrado en franjas azul zafiro y negro con algo de brillo, el corsage de breves mangas caídas revestido de encaje negro.
La quinceañera tuvo la dicha de contar con la presencia de los abuelos Luisa Taruselli, Dardo Ferreira y Elba Padrón, los padrinos Sergio Cabezas y Fernanda Cisa, tíos, primos, compañeros de estudios y amigos.
Como muestra de afecto y amistad recibió múltiples y finos obsequios, siendo estos otro motivo de alegría.

Días pasados los esposos Favio Cabezas y Leticia Ferreira ofrecieron una hermosa fiesta agasajando a su hija Faustina al cumplir quince años.

El sitio elegido para el festejo fue Paseo Alemán, el caminero de acceso fue destacado con alfombra roja delineada con grandesFAUSTINA CABEZAS FERREIRA  - 15 años . Foto E. Lagos (1)faroles y velones encendidos, para culminar en la entrada con altos pedestales metalizados decorados con caireles cristalizados y transparencias circulares con agua de color y frescas flores naturales.

En el recibidor había telas en los colores blanco, verde manzano y plata, acompañaban el cuadro de firma y la gigantografía de la jovencita, entre estas habían soportes de diferentes alturas con grandes transparencias circulares y velones, todo este conjunto iluminado desde el piso dándole un aspecto muy singular al irse alternando los colores.

En este lugar  recibían sus padres, ella llegó a bordo de un Ford A en compañía de su primo Federico Cabezas.

Faustina realzó su prestancia y juventud vistiendo modelo de fiesta, confeccionado el corsage de encaje blanco bordado con mini lentejuelas y cristales facetados, del talle nace la amplia falda con recogidos de rosas Dior, sus largos cabellos peinados recogidos hacia un costado adornados con mini rositas.

Luego de saludar, con su papá ingresó al salón siendo recibida con un caluroso aplauso, comenzó el vals, luego alternó parejas con familiares y amistades, prolongándose el baile hasta la madrugada cuando se repartió el cotillón, en buena parte de la velada actuó un grupo en vivo animando aún más la fiesta.

Los invitados mayores disfrutaron de las atenciones de sus anfitriones ubicados en torno a mesas cubiertas con mantelería  en armonía de colores, se iban intercalando, lucían al centro transparencias circulares de vidrio y velón en contraste apoyados sobre lecho de marmolina teñida.

Los jóvenes se ubicaron en sector de puff y mesas bajas con las mismas transparencias conteniendo golosinas multicolores.

Los jóvenes tuvieron a disposición la barra de tragos y la de los variados dulces y cup cakes.

Llamó la decoración del salón consistente en bando de telas en los colores blanco, verde suave y plateado, alternaban aros colgantes forrados de verde, sobre la pista de baile se extendían trenzas de globos en los tres colores de la fiesta.

Llegado el momento de cantarle el feliz cumpleaños y elevar las copas en el brindis tomó relevancia la mesa del brindis donde estaba la torta de cumpleaños, tres pisos ubicados en diferentes niveles decorados en blanco con detalles de círculos verde aguas, acompañaba candelabro con las quince velas de gala efectuando la ceremonia de las velas, llamando a cada uno de sus seres más queridos.

Entre las elegantes de la noche recordamos a la mamá, vistió modelo largo de satén labrado en franjas azul zafiro y negro con algo de brillo, el corsage de breves mangas caídas revestido de encaje negro.

La quinceañera tuvo la dicha de contar con la presencia de los abuelos Luisa Taruselli, Dardo Ferreira y Elba Padrón, los padrinos Sergio Cabezas y Fernanda Cisa, tíos, primos, compañeros de estudios y amigos.

Como muestra de afecto y amistad recibió múltiples y finos obsequios, siendo estos otro motivo de alegría.