Los quince años de Florencia María

ías pasados los esposos Luis Dornells y Roxana Richard ofrecieron una fiesta agasajando a su hija Florencia María al cumplir quince años.
El lugar elegido fue el hermoso salón de fiestas del club Uruguay hasta donde llegaron familiares, amigos y compañeros de clase con los cuales compartieron gratas horas de sociabilidad y diversión.
Cerca de la media noche con su hermano Bruno llegó la quinceañera, vistió elegante modelo realizado en encaje blanco rebordado en perlas, la parte superior de escote redondeado y mangas ¾ en transparencia, falda larga de caída natural confeccionado en satén revestido de gasa, sus largos cabellos fueron peinados levantados hacia los costados y retenidos por broche de pequeñas flores y perlas.
En el recibidor estaban sus padres y los abuelos: Ruben Richard, Margarita Guarino e Isabel Marconi, los padrinos Daniela Richard y Jorge Dornells.
Luego de saludar con su papá llegó hasta el centro de la pista comenzando con el vals, cambió parejas por varios minutos, posteriormente ritmos de moda fueron toda una invitación a la danza y alegría que se prolongó por toda la madrugada, teniendo su punto más alto cuando ingresó a la sala una conocida batucada procediéndose al reparto del colorido cotillón.
El salón fue decorado con telas y racimos de globos de color naranja, las mesas fueron tendidas con manteles negros y senderos naranja, lucían al centro canastas con gerberas y margaritas naturales de color salmón subido.
Llamó la atención la mesa de las completas golosinas originalmente presentada en diferentes soportes, topiarios, bandejas de platina  y guarda de cup cakes decorados en el color de la decoración y detalles blancos.
La velada transcurrió muy alegre, a los postres se cortó la torta de cumpleaños compuesta de cinco pisos ubicados en diferentes niveles, bañados de fondant blanco y ramito de flores naranja, acompañaba destacado arreglo floral con las quince delgadas velitas del centro de la felicidad.
En un lateral había una gigantografía de la jovencita y en la entrada el caballete con el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes de los que asistieron a la fiesta.
Entre las elegantes recordamos a la mamá, vistió elegante modelo de crep georgette negro, solero de falda larga, acompañó con bolerito de mangas largas de encaje al tono y broche de strass.
Como muestra de afecto y amistad recibió múltiples y finos obsequios, retribuyó atenciones repartiendo los souvenirs, consistentes en pequeños portarretratos con su foto de niña para los mayores y llaveritos con foto actual para los amigos.
g

Días pasados los esposos Luis Dornells y Roxana Richard ofrecieron una fiesta agasajando a su hija Florencia María al cumplir quince años.

El lugar elegido fue el hermoso salón de fiestas del club Uruguay hasta donde llegaron familiares, amigos y compañeros de clase con los cuales compartieron gratas horas de sociabilidad y diversión.

Cerca de la media noche con su hermano Bruno llegó la quinceañera, vistió elegante modelo realizado en encaje blanco rebordado en perlas, la parte superior de escote redondeado y mangas ¾ en transparencia, falda larga de caída natural confeccionado en satén revestido de gasa, sus largos cabellos fueron peinados levantados hacia los costados y retenidos por broche de pequeñas flores y perlas.

En el recibidor estaban sus padres y los abuelos: Ruben Richard, Margarita Guarino e Isabel Marconi, los padrinos Daniela Richard y Jorge Dornells.

Luego de saludar con su papá llegó hasta el centro de la pista comenzando con el vals, cambió parejas por varios minutos, posteriormente ritmos de moda fueron toda una invitación a la danza y alegría que se prolongó por toda la madrugada, teniendo su punto más alto cuando ingresó a la sala una conocida batucada procediéndose al reparto del colorido cotillón.

El salón fue decorado con telas y racimos de globos de color naranja, las mesas fueron tendidas con manteles negros y senderos naranja, lucían al centro canastas con gerberas y margaritas naturales de color salmón subido.

Llamó la atención la mesa de las completas golosinas originalmente presentada en diferentes soportes, topiarios, bandejas de platina  y guarda de cup cakes decorados en el color de la decoración y detalles blancos.

La velada transcurrió muy alegre, a los postres se cortó la torta de cumpleaños compuesta de cinco pisos ubicados en diferentes niveles, bañados de fondant blanco y ramito de flores naranja, acompañaba destacado arreglo floral con las quince delgadas velitas del centro de la felicidad.

En un lateral había una gigantografía de la jovencita y en la entrada el caballete con el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes de los que asistieron a la fiesta.

Entre las elegantes recordamos a la mamá, vistió elegante modelo de crep georgette negro, solero de falda larga, acompañó con bolerito de mangas largas de encaje al tono y broche de strass.

Como muestra de afecto y amistad recibió múltiples y finos obsequios, retribuyó atenciones repartiendo los souvenirs, consistentes en pequeños portarretratos con su foto de niña para los mayores y llaveritos con foto actual para los amigos.