Los quince años de Jimena de los Santos

Días pasados los esposos Fermín de los Santos López y Alicia Isabel Rosales ofrecieron una divertida reunión juvenil agasajando a su hija Jimena Stephanie al cumplir quince años.
El salón de fiestas ubicado en la planta alta del club Ferro Carril fue el lugar elegido para el festejo, allí se congregaron familiares y amistades los cuales admiraron una fina decoración en base a los colores blanco y lila intenso.
En diferentes tramos a de la escalera habían altos candelabros adornados con velas, flores en los dos colores y telas, en el salón el techo fue cruzado con bando de telas y torzadas de globos combinados en algunos tramos.
Los invitados fueron deferentemente atendidos por sus anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con manteles blancos y senderos lilas, lucían al medio bases con forma de corazones lilas sostenían una vela blanca encintada en contraste.
La quinceañera llegó al salón unos minutos antes de la media noche, fue acompañada por su hermano Néstor Omar hasta donde estaban sus padres, luego de saludarlos con su papá llegó hasta el centro de la pista de baile comenzando con los giros del tradicional vals, luego cambió de parejas con otros familiares, amigos y compañeros de estudios. Posteriormente ritmos de moda inundaron la sala dando comienzo al animado baile que se prolongó por toda la madrugada con mucha alegría al momento de repartir el colorido cotillón, también se hicieron juegos de espuma y serpentinas.
Jimena realzó su prestancia y juventud vistiendo modelo de baile interpretado en satén blanco, corsage de breteles al cuello y amplia falda revestida de organza cristal abierta al frente, finamente bordada en guías señalando las terminaciones, complementó su atuendo con mitones igualmente bordados y broche de perlas y guías de pequeñas flores entremezclándose en sus largos cabellos. Al momento de cantarle el feliz cumpleaños y elevar las copas en el brindis tomó mayor relevancia la mesa principal donde estaba la torta  de cinco pisos con forma de corazones ubicados en diferentes planos con sus bases revestidas de telas satinadas, cada piso fue bañado de blanco con detalles de flores lilas y hojitas verdes de azúcar.
Detrás de esta mesa se colgó una nube encerrando “Mis 15 Años” sobre una pared trabajada con drapeados de telas blancas. Sobre otra mesa adicional estaban las quince velitas del centro de la felicidad ubicadas sobre pieza decorada con flores lilas y blancas, acompañaba el cuadro para recoger las firmas de cuantos le acompañaron en su fiesta.
La quinceañera tuvo la dicha de contar entre sus invitados con la presencia de su bis abuelo Gabino Crispin Rosales quien viajó expresamente desde Young (Dpto. Río Negro).
Recibió esta jovencita múltiples y fino obsequios, siendo estos otro motivo de alegría.