Los quince años de Lina María

Con una hermosa fiesta ofrecida por su mamá Raquel y hermano Raúl celebro sus quince años la jovencita Lina María Imat García, siendo acompañada por múltiples familiares y amigos que la acompañaron en tan señalada fecha.
Un salón de fiestas fue decorado con sencillez y buen gusto, predominando los colores rosa, verde y amarillo pasteles.
En el recibidor se ubicó media columna blanca sosteniendo destacado arreglo floral y el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes de cuantos la acompañaron. En este sitio recibió la quinceañera junto a su mamá, vistió modelo de fiesta de color rosa tenue, realizado en organza cristal, corset destacado con guía de flores y hojas de raso del talle sube en diagonal formando un solo bretel, la amplia y larga falda formada por dos capas de organza finalizadas en rulotés de raso, en el peinado lució torzada combinando ambas telas y guía de cristales. Acompañó en elegancia la mamá, lució modelo de crep georgette tono verde malva, corsage drapeado y breteles caídos formaban breves mangas, falda de largo Chanel con movimiento.
En el salón sus mesas fueron tendidas con manteles blancos y senderos alternando los colores de la fiesta, los centros de mesas eran bases espejadas donde se posaban tres vasitos, uno con velón, otro con petit rositas y el restante con un clips y la foto de la agasajada.
Los jóvenes disfrutaron de un sitio con puf y mesas bajas en cuyo centro había esferas con gemas hidratadas, en un lateral estaba la barra de tragos y la pista de baile coronada con globos de colores que convergían al centro con enorme racimo de globos cristal rellenos de papel picado.
Cuando ya todos los invitados estaban en la sala Lina María y su hermano llegaron hasta el centro de la pista comenzando el vals, cambio parejas por varios minutos con familiares, amigos y compañeros de estudios, luego ritmos de moda fueron toda una invitación al baile y alegría total sobre la madrugada cuando se repartió el cotillón.
Previamente se había servido riquísimos postres presentados en la mesa principal junto a la torta de cumpleaños.
Esta fue cortada mientras le cantaban el feliz cumpleaños y elevaban las copas en el brindis compartido, la torta de tres pisos, uno de cada color de la fiesta con flores blancas y el color contrario, para culminar con su nombre, al costado se ubicó un candelabro plateado con las quince velas del centro de la felicidad.
Como final de fiesta se repartieron los souvenirs, para los jóvenes eran aros de porcelana fría enlazados con cintitas de colores y diminuto detalle floral, la de los mayores eran tarjetitas presentadas en pluch de tul y flores diamantinas.
La quinceañera recibió muchos y hermosos obsequios, siendo estos otro motivo de alegría.

Con una hermosa fiesta ofrecida por su mamá Raquel y hermano Raúl celebro sus quince años la jovencita Lina María Imat García, siendo acompañada por múltiples familiares y amigos que la acompañaron en tan señalada fecha.

Un salón de fiestas fue decorado con sencillez y buen gusto, predominando los colores rosa, verde y amarillo pasteles.

En el recibidor se ubicó media columna blanca sosteniendo destacado arreglo floral y el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes de cuantos la acompañaron. En este sitio recibió la quinceañera junto a su mamá, vistió modelo de fiesta de color rosa tenue, realizado en organza cristal, corset destacado con guía de flores y hojas de raso del talle sube en diagonal formando un solo bretel, la amplia y larga falda formada por dos capas de organza finalizadas en rulotés de raso, en el peinado lució torzada combinando ambas telas y guía de cristales. Acompañó en elegancia la mamá, lució modelo de crep georgette tono verde malva, corsage drapeado y breteles caídos formaban breves mangas, falda de largo Chanel con movimiento.

En el salón sus mesas fueron tendidas con manteles blancos y senderos alternando los colores de la fiesta, los centros de mesas eran bases espejadas donde se posaban tres vasitos, uno con velón, otro con petit rositas y el restante con un clips y la foto de la agasajada.

Los jóvenes disfrutaron de un sitio con puf y mesas bajas en cuyo centro había esferas con gemas hidratadas, en un lateral estaba la barra de tragos y la pista de baile coronada con globos de colores que convergían al centro con enorme racimo de globos cristal rellenos de papel picado.

Cuando ya todos los invitados estaban en la sala Lina María y su hermano llegaron hasta el centro de la pista comenzando el vals, cambio parejas por varios minutos con familiares, amigos y compañeros de estudios, luego ritmos de moda fueron toda una invitación al baile y alegría total sobre la madrugada cuando se repartió el cotillón.

Previamente se había servido riquísimos postres presentados en la mesa principal junto a la torta de cumpleaños.

Esta fue cortada mientras le cantaban el feliz cumpleaños y elevaban las copas en el brindis compartido, la torta de tres pisos, uno de cada color de la fiesta con flores blancas y el color contrario, para culminar con su nombre, al costado se ubicó un candelabro plateado con las quince velas del centro de la felicidad.

Como final de fiesta se repartieron los souvenirs, para los jóvenes eran aros de porcelana fría enlazados con cintitas de colores y diminuto detalle floral, la de los mayores eran tarjetitas presentadas en pluch de tul y flores diamantinas.

La quinceañera recibió muchos y hermosos obsequios, siendo estos otro motivo de alegría.







El tiempo

Ediciones anteriores

diciembre 2018
L M X J V S D
« nov    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

  • Otras Noticias...