Los quince años de Lucía Macarena

Días pasados los esposos Julio Garaventa y Gabriela Rodríguez ofrecieron una hermosa y divertida fiesta agasajando a su hija Lucía Macarena al cumplir quince años. El salón del Club Salto Grande fue el adecuado para la reunión de la que participaron familiares, compañeros de clase y amigos, los que admiraron la decoración con motivos en los colores salmón y blanco.
En la entrada se ubicaron varios topiarios recubiertos de claveles  color salmón unos y otros con flores ilusión, acompañaban una gigantografía con secuencias de fotos y atril adornado con cascada de rosas salmón y leve follaje con la foto destinada a recoger las firmas y mensajes de todos los que la acompañaron en esta noche de fiesta.
En el salón los globos espejados se agrupaban sobre la pista de baile, mientras que las mesas donde fueron ubicados los invitados fueron cubiertas de mantelería blanca y senderos salmón, en cuyo centro habían modernos floreros pata elefante de vidrio conteniendo mini rosas y liliums naranja, para los mayores. Mientras que los centros de mesas de los jóvenes eran recipientes con variedad de golosinas y flores más pequeñas. La quinceañera  con su sobrino Enzo Odriozola ingresó al salón, realzó su juventud vistiendo modelo largo, blanco, corsage y falda bordada en hilos de seda tono salmón, espalda lisa, sus largos cabellos peinados con trenza salpicado de pequeñas flores. El pequeño lució traje azul, moño al tono y camisa color salón. Fue recibida por sus padres y  hermanos, Gabriel y Jéssica, luego se acercaron la abuela Lucía Cristaldo y los padrinos Elizabeth Garaventa y Manuel Pereira.
Luego su papá la invitó a llegar hasta el centro de la pista dando comienzo al vals, la danza se prolongó por varios minutos y luego el baile se generalizó disfrutando todos de la alegría, contando con la participación de un grupo en vivo y en la madrugada se repartió el cotillón.
Al momento de cantarle el feliz cumpleaños la familia rodeó la mesa principal donde estaba la torta de tres pisos ubicados en diferentes planos decorados blancos, arriba rosas y liliums. Acompañaba soporte en dos planos con iguales flores donde emergían las quince velas del centro de la felicidad.
Entre las elegantes de la noche recordamos a la mamá quien vistió modelo de falda corta realizado en tafetas color obispo, corsage bordado en hilos plateados, su hermana Jéssica, lució vestido largo de raso color azul y transparencia de gasa destacando el talle.
Recibió la jovencita múltiples y finos obsequios.

Días pasados los esposos Julio Garaventa y Gabriela Rodríguez ofrecieron una hermosa y divertida fiesta agasajando a su hija Lucía Macarena al cumplir quince años. El salón del Club Salto Grande fue el adecuado para la reunión de la que participaron familiares, compañeros de clase y amigos, los que admiraron la decoración con motivos en los colores salmón y blanco.

En la entrada se ubicaron varios topiarios recubiertos de claveles  color salmón unos y otros con flores ilusión, acompañaban una gigantografía con secuencias de fotos y atril adornado con cascada de rosas salmón y leve follaje con la foto destinada a recoger las firmas y mensajes de todos los que la acompañaron en esta noche de fiesta.

En el salón los globos espejados se agrupaban sobre la pista de baile, mientras que las mesas donde fueron ubicados los invitados fueron cubiertas de mantelería blanca y senderos salmón, en cuyo centro habían modernos floreros pata elefante de vidrio conteniendo mini rosas y liliums naranja, para los mayores. Mientras que los centros de mesas de los jóvenes eran recipientes con variedad de golosinas y flores más pequeñas. La quinceañera  con su sobrino Enzo Odriozola ingresó al salón, realzó su juventud vistiendo modelo largo, blanco, corsage y falda bordada en hilos de seda tono salmón, espalda lisa, sus largos cabellos peinados con trenza salpicado de pequeñas flores. El pequeño lució traje azul, moño al tono y camisa color salón. Fue recibida por sus padres y  hermanos, Gabriel y Jéssica, luego se acercaron la abuela Lucía Cristaldo y los padrinos Elizabeth Garaventa y Manuel Pereira.

Luego su papá la invitó a llegar hasta el centro de la pista dando comienzo al vals, la danza se prolongó por varios minutos y luego el baile se generalizó disfrutando todos de la alegría, contando con la participación de un grupo en vivo y en la madrugada se repartió el cotillón.

Al momento de cantarle el feliz cumpleaños la familia rodeó la mesa principal donde estaba la torta de tres pisos ubicados en diferentes planos decorados blancos, arriba rosas y liliums. Acompañaba soporte en dos planos con iguales flores donde emergían las quince velas del centro de la felicidad.

Entre las elegantes de la noche recordamos a la mamá quien vistió modelo de falda corta realizado en tafetas color obispo, corsage bordado en hilos plateados, su hermana Jéssica, lució vestido largo de raso color azul y transparencia de gasa destacando el talle.

Recibió la jovencita múltiples y finos obsequios.







Recepción de Avisos Clasificados