Los quince años de Macarena fueron celebrados alegremente con familiares y amigos


En Bella Unión cumplió quince años Macarena Vezoli Riveiro, ligada por lazos de amistad a nuestra ciudad, sus padres Leonardo y Karina se los festejaron con una hermosa fiesta ofrecida en El Chalet ubicado en Paraje Coronado.

Hasta este lugar llegaron muchos invitados y admiraron la decoración en un estilo country antiguo, en diferentes sitios se veían ruedas de carretas y fardos de alfalfa donde descansaban canastos artesanales cubiertos de margaritas y gerberas en blanco, amarillo y anaranjado, combinaban con frutas de estación, muebles antiguos servían de mesas iluminadas con altos candelabros de hierro forjado y velones encendidos, algunos de ellos cubiertos con tulipas de vidrio estaban colgados formando lámparas rústicas y secuencias de faroles de distintos tamaños, en los rincones también había cajones y baúles semi cubiertos con telas arpilleras y alfombras de cuero, llamó la atención  los cuadros especialmente pintados al óleo para la ocasión, se sumaban mesas vaqueras de maderas y hierro. Los invitados fueron deferentemente atendidos por sus anfitriones ubicados en torno a mesa tendidas con mantelería blanco y cubre anaranjados lucían al medio candelabros con tulipas transparentes y velones anaranjados, con la base recubierta de margaritas blancas y amarillas.

El techo del salón fue tapizado con bandas de telas y arpilleras, se unían líneas con globos espejados.

Cerca de las 23:30 hs. llegó la quinceañera con su primo Juan Manuel Riveiro, mientras se iluminaba el cielo con un show de fuegos artificiales. Realzó su belleza y juventud vistiendo modelo de baile blanco, corset con guardas bordadas en pailletes e hilos plateados formando arabescos delineando el escote y talle, desde allí nacía la amplia falda trabajada con pellizcos formando pliegues, complementó su atuendo con guantes cortos de encaje y cinta de satén en el peinado juvenil.

En el recibidor decorado con baúl antiguo de tapa semi abierta donde caía cascada de flores naturales y sobre un costado  posaba una foto de la jovencita en cuyos bordes los invitados dejaron estampadas sus firmas y mensajes felicitándola.

La esperaban sus padres y hermana Ariana, luego se acercaron los abuelos Saturnina Barros, Aurelio Riveiro y Marta Viera, luego de saludarlos su papá la invitó a llegar hasta el centro de la pista dando comienzo con el vals, la danza continuó por varios minutos al ir alternando con familiares y amistades, posteriormente con ritmos de moda el baile se generalizó disfrutando todos de la alegría y la actuación de un conocido grupo juvenil, también se repartió original y lujoso cotillón. Para este momento Macarena cambió de atuendo, corset estampado y falda rumbera anaranjada.

Llegado el momento del brindis tomó mayor relevancia la mesa principal con tapa de vidrio y patas rústicas torneadas con flores y helechos y alfombra de cuero vacuno, la torta era de dos pisos separados, uno de cada color con detalle de flores y cintas, sobre la misma mesa se posaron los variados postres y golosinas en un show de dulces, iluminados con volcanes y luces leds que llamó mucho la atención de todos, esta mesa fue enmarcada con dos altos candelabros, uno de cada lado con los veloncitos del centro de la felicidad.

Muchas elegantes se dieron cita esta noche, entre ellas recordamos a la mamá, lució vestido de línea sirena confeccionado en satén tono gris plata, de un solo bretel destacado con guarda de flores y juegos de godets sobre la media falda aportando amplitud al modelo, su hermana lució vestido rojo a lunares blancos, con el corsage y final de la falda corta realizado con volados de anchas puntillas blancas.

Como muestra de afecto y amistad recibió la jovencita innumerables y finos obsequios.







Recepción de Avisos Clasificados