Los quince años de Magaly

Con una hermosa fiesta ofrecida por sus padres Martha y Luis Alberto festejó sus quince años  Magaly García Da Rosa Rodríguez.

Amigos y familiares le acompañaron en tan significativa fecha pasando gratos momentos de sociabilidad y diversión, en un entorno de decorado en los colores rosa, blanco, lila y fucsia.

En el recibidor estaba el cuadro destinado a recoger las firmas y mensajes de felicidad de los que concurrieron esa noche de fiesta, acompañaba destacado arreglo floral natural, similares a estos se veían distribuidos por el salón acompañando telas y globos en los colores elegidos, aportaban un colorido muy especial.

Los invitados fueron deferentemente atendidos por sus anfitriones ubicados en torno a mesas tendidas con mantelería blanca de base y senderos alternados de colores en rosa o fucsia, lucían al centro delicadas canastas con flores artesanales.

La quinceañera llegó a bordo de un auto antiguo vistiendo modelo de fiesta de línea straples el corsage blanco bordado con dos franjas verticales con pailletes fucsia, rosa y al tono, amplia falda larga revestida de tul fucsia nevado con chispitas plateadas, sus largos cabellos fueron adornados con tiara de strass.

Fue recibida por sus padres y los padrinos Wilton Aguilera y Gloria Pereira, luego se fueron acercando otros familiares más allegados y sus múltiples amigos demostrándole cariño y amistad.

Llegada la media noche su papá la invitó a iniciar el vals, luego cambió parejas obsequiando a los quince primeros una rosita que les colocó en la solapa del saco, luego ritmos de moda fueron toda una invitación al animado baile con reparto de colorido cotillón, también se hicieron juegos de espuma y serpentinas, haciendo del momento un verdadero carnaval.

Llegado el momento de cantarle el feliz cumpleaños y elevar las copas en el brindis compartido tomó mayor relevancia la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños compuesta de tres pisos, dos de ellas apoyadas sobre base espejada, bañadas de fondant de color fucsia y detalles en blanco, con cascada de rositas, acompañaba el centro de la felicidad con sus quince veloncitos fucsia y fino follaje natural. En otra coqueta mesa habían infinidad de postres y sobre un lateral la canasta de los souvenirs con los cuales agradeció la presencia y los hermosos obsequios recibidos, eran corazones o flores en goma eva lilas o rosadas donde se les adhería la tarjetita con nombre y fecha.

Muchas elegantes se dieron cita esta noche, entre ellas recordamos a su mamá, vistió solero largo de gasa color bordó, ancha faja bordada en cristalitos señalaban el talle y borde del escote en V.

Luego de la cena varias amigas leyeron una carta haciendo mención a las virtudes de la quinceañera, que es una amiga muy querida, también le obsequiaron un cuadro con la foto de la barra de amigas.

El mismo día del cumpleaños con una misa en la Catedral San Juan Bautista agradeció por la felicidad de este día.

Para acompañarlos llegaron familiares de Montevideo.