Los quince años de María Gabriela Remedi promovieron alegre reunión

Con una hermosa fiesta ofrecida por sus padres Ruben Gabriel Remedi De Souza y Rosana Pertusatti Gabrielli festejo sus quince años María Gabriela, viéndose acompañada por numerosos familiares y amistades con los cuales compartió gratas horas de alegría y sociabilidad.

El local de Le Park fue el lugar elegido para la celebración, siendo decorado en los tonos turquesa y plateado, el techo fue cubierto de telas en ambos colores que convergían al medio de la pista de baile con secuencias de globos espejados.

Las mesas de los invitados fueron tendidas con manteles blancos y senderos alternados en turquesa y plata, lucían al medio candelabros plateados de tres brazos, en el del medio lucían velones turquesa y en los dos laterales caídas de caireles transparentes y guías de cuentas color turquesa.

Para los más jóvenes habían sectores con living y mesas altas de café con taburetes, ambos presentaban almohadones en los colores de la fiesta.

La quinceañera ingresó al salón al ser abierto un cortinado por una pareja de venecianos ataviados acorde, el simulaba que tocaba una trompeta. María Gabriela destacó luciendo vestido de estilo romántico, corsage realizado en piel de ángel salpicado con cristales y perlitas, también flores de encaje cruny, manguitas bullonée y escote redondeado, falda larga y acampanada con idéntica terminación bordada en el zócalo, sostuvo cubriendo parte del rostro con un antifaz, mientras se ponía en el aire música y un video grabado por ella junto a los primos y amigos reproduciendo un pasaje de la película «La Nueva Cenicienta».

Fue recibida por sus padres y hermana, luego se acercaron a saludarla los abuelos Jorge Pertusatti y Lidia Gabrielli, Florinda De Souza y el padrino Edgardo Remedi.

Posteriormente las notas de un vals marcaron el inicio de la danza prolongándose por varios minutos al ir cambiando de parejas con otros familiares y amigos.

La reunión se extendió por toda la madrugada en ambiente de mucha alegría disfrutando todos del animado baile con reparto de cotillón veneciano.

Llegado el momento del brindis la familia se ubicó junto a la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños, eran dos pisos ovales decorados en blanco con galones de cinta color turquesa, la del medio era un galón de strass, en cada piso lucían flores de organza plateada con caídas de hilos al tono y cintas turquesa, acompañaba candelabro con las quince velas del centro de la felicidad.

Acompañó en elegancia la mamá, lució vestido largo de gasa lila, corsage drapeado desencontrado, señala el talle imperio bordados de pailletes, falda de suave movimiento y dos paneles se extienden formando breve traine. Su hermana Maria Belén vistió modelo de gasa color verde esmeralda, compuesto de corset y falda corta adelante y más larga al dorso con vuelos de gasa en degradée de color con los bordes bordados en pailletes, ambos detalles destacaban las líneas del corsage.

Recibió esta jovencita múltiples y finos obsequios, retribuyó atenciones repartiendo delicados souvenirs consistentes en espejitos decorados con arabescos turquesa en porcelana fría.

El día real de su cumpleaños en la Parroquia de la Santa Cruz el sacerdote Tito Cardozo oficio la misa en acción de gracias.