Los quince años de María Noel

La jovencita María Noel Barrientos Borges cumplió quince años y fue deseo de sus padres Luis Eduardo y Marisel el celebrarlo con una hermosa fiesta.
Hasta un salón de fiestas fueron llegando el grupo íntimo de familiares, amigos y compañeros de estudios, desde la entrada se apreciaba la decoración de telas blancas y verde suave iluminadas con led, al frente se ubicaron varias tacas con bambú y papiros entre otros follajes naturales. Los barrales de la terraza fueron envueltos con voile blanco, desde lo alto colgaban pajareras de donde descolgaban arreglos florales naturales en tonos amarillos, rosa y celeste de las flores silvestres, idénticos detalles se apreciaban dispersos por el salón a los que se sumaban cascadas de hiedras disciplinadas y caireles transparentes, los que al ser iluminados con led tomaban los colores de la fiesta.
En el salón las mesas se presentaron con mantelería blanca, al centro se ubicaron espejos ovales donde se apoyaban fanales rodeados de flores ilusión y fino follaje natural, cada mesa iluminada. Los jóvenes para disfrutar de la charla íntima contaron con un sector de puf y mesas bajas, allí estaban la mesa de las completas golosinas y del otro lado la barra de tragos, estos ambientes iluminados con led lila, lo que hacía más acogedor aún.
Cerca de la 23 hs. llegó la quinceañera con sus hermanos Juan Manuel y Sergio, vistió muy elegante con solero de gasa blanco, corsage drapeado en diagonal entrecruzado de gasa blanco con detalles de guías en cristalitos aportando algo de brillo, amplia falda compuesta de varias capas y tiara de piedras strass en el peinado juvenil. Acompañó en elegancia la mamá, lució solera larga de gasa azul noche, el corsage drapeado de un solo bretel recubierto de flores cruza en diagonal y luego envuelve el talle, falda larga de suave movimiento.
El baile lo comenzó con su papá con los giros del vals, luego cambió parejas con otros familiares y amistades, posteriormente con ritmos de moda todos los invitados se sumaron a la alegría de la noche, contando con la participación de un grupo en vivo animaron aún más la velada. Al momento del brindis compartido le cantaron el feliz cumpleaños mientras ella soplaba las quince velas que portaba un bouquet de rosas, luego cortó la torta de cumpleaños compuesta de varios pisos muy bien decorados. Como muestra de afecto y amistad recibió múltiples y finos obsequios.

La jovencita María Noel Barrientos Borges cumplió quince años y fue deseo de sus padres Luis Eduardo y Marisel el celebrarlo con una hermosa fiesta.

Hasta un salón de fiestas fueron llegando el grupo íntimo de familiares, amigos y compañeros de estudios, desde la entrada se apreciaba la decoración de telas blancas y verde suave iluminadas con led, al frente se ubicaron varias tacas con bambú y papiros entre otros follajes naturales. Los barrales de la terraza fueron envueltos con voile blanco, desde lo alto colgaban pajareras de donde descolgaban arreglos florales naturales en tonos amarillos, rosa y celeste de las flores silvestres, idénticos detalles se apreciaban dispersos por el salón a los que se sumaban cascadas de hiedras disciplinadas y caireles transparentes, los que al ser iluminados con led tomaban los colores de la fiesta.

En el salón las mesas se presentaron con mantelería blanca, al centro se ubicaron espejos ovales donde se apoyaban fanales rodeados de flores ilusión y fino follaje natural, cada mesa iluminada. Los jóvenes para disfrutar de la charla íntima contaron con un sector de puf y mesas bajas, allí estaban la mesa de las completas golosinas y del otro lado la barra de tragos, estos ambientes iluminados con led lila, lo que hacía más acogedor aún.

Cerca de la 23 hs. llegó la quinceañera con sus hermanos Juan Manuel y Sergio, vistió muy elegante con solero de gasa blanco, corsage drapeado en diagonal entrecruzado de gasa blanco con detalles de guías en cristalitos aportando algo de brillo, amplia falda compuesta de varias capas y tiara de piedras strass en el peinado juvenil. Acompañó en elegancia la mamá, lució solera larga de gasa azul noche, el corsage drapeado de un solo bretel recubierto de flores cruza en diagonal y luego envuelve el talle, falda larga de suave movimiento.

El baile lo comenzó con su papá con los giros del vals, luego cambió parejas con otros familiares y amistades, posteriormente con ritmos de moda todos los invitados se sumaron a la alegría de la noche, contando con la participación de un grupo en vivo animaron aún más la velada. Al momento del brindis compartido le cantaron el feliz cumpleaños mientras ella soplaba las quince velas que portaba un bouquet de rosas, luego cortó la torta de cumpleaños compuesta de varios pisos muy bien decorados. Como muestra de afecto y amistad recibió múltiples y finos obsequios.