Los quince años de María Sol

Días pasados los esposos Juan Manuel Grasso y Carla Scirgalea homenajearon a su hija María Sol al cumplir quince años, con una hermosa fiesta de la que participaron familiares y amistades.
El salón de chacra Le Park fue el punto de reunión para una noche especial. La decoración la realizó  la prima Lucía Grasso Zorrilla en base a los colores del otoño, utilizó detalles en oro viejo, amarillo, marrón y beige al más puro estilo vintage, logrado con capelinas y valijas antiguas, fotos de pátina sepia alternaban con ramilletes de flores deshidratadas, creando un ambiente muy original.
El ingreso al predio fue profusamente iluminado, en la entrada se ubicó un pergamino para que los invitados dejaran mensajes y firmas demostrando el cariño y amistad que los une.
A este elegante entorno se sumó la quinceañera, quien vistió solero de organza bordada en hilos de seda salpicado de cristales y perlas, breteles anchos en transparencia, escote bajo en la espalda y falda de suave movimiento de satén revestido en gasa blanco. En sus largos cabellos bien atrás adornó con tocado de rosas blancas.
Los jóvenes  disfrutaron de la reunión con un sector de living y puff con almohadones y cortinados predominando el degradée de color naranja y ocre, en este sitio se ubicó la barra de tragos iluminada con luces led y mesa de las más variadas golosinas.
Los mayores tuvieron grata estadía ubicados en torno a mesas dispuestas con manteles beige y senderos anaranjados lucían al centro artísticos adornos con flores secas. La pista de baile fue coronada con secuencia de globos espejados, bajo ella, María Sol y su papá iniciaron el vals, continuó luego dando giros con otros invitados, luego ritmos de moda fueron una invitación al animado baile y sobre la madrugada se repartió el colorido cotillón.
Luego de la cena y mientras degustaban el helado, sobre una pantalla se pasó un video sorpresa que le prepararon sus amigos más allegados, el que fue muy aplaudido por su originalidad.
Llegado el momento del brindis tomó relevancia la mesa principal cubierta con fino mantel calado sobre transparencia naranja, encima se lucía la torta de cumpleaños, constaba de tres pisos en desniveles finamente decorados. A su lado se ubicó una bandeja de plata donde se apoyaba pieza antigua y bouquet de flores naturales donde sobresalían las quince velas del centro de la felicidad, acompañaban otras bandejas con cup cakes formando conjunto con la decoración de la torta.
Entre las elegantes de la noche recordamos a la mamá, quien lució corsage tono verde malva bordado en un tono más oscuro con reflejos nacarados y falda de largo Chanel al tono  con aplicaciones de la tela bordada. Recibió la jovencita múltiples y finos obsequios.

Días pasados los esposos Juan Manuel Grasso y Carla Scirgalea homenajearon a su hija María Sol al cumplir quince años, con una hermosa fiesta de la que participaron familiares y amistades.

El salón de chacra Le Park fue el punto de reunión para una noche especial. La decoración la realizó  la prima Lucía Grasso Zorrilla enMaría Sol Grasso Scirgalea - 15 años - foto On -107 base a los colores del otoño, utilizó detalles en oro viejo, amarillo, marrón y beige al más puro estilo vintage, logrado con capelinas y valijas antiguas, fotos de pátina sepia alternaban con ramilletes de flores deshidratadas, creando un ambiente muy original.

El ingreso al predio fue profusamente iluminado, en la entrada se ubicó un pergamino para que los invitados dejaran mensajes y firmas demostrando el cariño y amistad que los une.

A este elegante entorno se sumó la quinceañera, quien vistió solero de organza bordada en hilos de seda salpicado de cristales y perlas, breteles anchos en transparencia, escote bajo en la espalda y falda de suave movimiento de satén revestido en gasa blanco. En sus largos cabellos bien atrás adornó con tocado de rosas blancas.

Los jóvenes  disfrutaron de la reunión con un sector de living y puff con almohadones y cortinados predominando el degradée de color naranja y ocre, en este sitio se ubicó la barra de tragos iluminada con luces led y mesa de las más variadas golosinas.

Los mayores tuvieron grata estadía ubicados en torno a mesas dispuestas con manteles beige y senderos anaranjados lucían al centro artísticos adornos con flores secas. La pista de baile fue coronada con secuencia de globos espejados, bajo ella, María Sol y su papá iniciaron el vals, continuó luego dando giros con otros invitados, luego ritmos de moda fueron una invitación al animado baile y sobre la madrugada se repartió el colorido cotillón.

Luego de la cena y mientras degustaban el helado, sobre una pantalla se pasó un video sorpresa que le prepararon sus amigos más allegados, el que fue muy aplaudido por su originalidad.

Llegado el momento del brindis tomó relevancia la mesa principal cubierta con fino mantel calado sobre transparencia naranja, encima se lucía la torta de cumpleaños, constaba de tres pisos en desniveles finamente decorados. A su lado se ubicó una bandeja de plata donde se apoyaba pieza antigua y bouquet de flores naturales donde sobresalían las quince velas del centro de la felicidad, acompañaban otras bandejas con cup cakes formando conjunto con la decoración de la torta.

Entre las elegantes de la noche recordamos a la mamá, quien lució corsage tono verde malva bordado en un tono más oscuro con reflejos nacarados y falda de largo Chanel al tono  con aplicaciones de la tela bordada. Recibió la jovencita múltiples y finos obsequios.