Los quince años de María Sol promovieron divertida reunión juvenil

Días pasados los esposos José Quiroga y Marcela de los Santos ofrecieron una hermosa fiesta agasajando a su hija María Sol al cumplir quince años.
La planta baja del Salto Rowing Club fue el sitio elegido para reunir a la familia, amistades y compañeros de estudios, ellos admiraron la fina decoración en base a gasas en la combinación de colores  blanco, rosa pastel y dorado, solo en los laterales habían torzadas de globos en idéntica tonalidad, mientras que las columnas fueron recubiertas con telas e iluminadas desde adentro.
En el recibidor se ubicó un panel dorado sosteniendo la gigantorafía con la foto de la jovencita, del otro lado sobre un caballete de pintor se ubicó el cuadro de firmas adornado con enorme moño dorado, acompañaban dos sitios de descanso , uno para cada costados para que los jóvenes tuvieran su espacio para la charla más íntima decorado con mesas bajas y puff, almohadones de raso en los tres colores, bordados con lentejuelas y cordones torzados dorados.
La quinceañera llegó a bordo de un auto de colección blanco, fue recibida por sus padres y hermana Lucía. Realzó su prestancia y juventud vistiendo modelo de baile blanco, corset bordado a mano recamado en perlas y piedras strass, ambos elementos se repetían en la torzada del peinado ensortijado, larga y ampulosa falda compuesta de varias capas de micro tul blanco.
Acompañó en elegancia la Mamá, lució vestido largo de gerogette color azul petróleo, detalles de encaje se aplicaron señalando el escote y talle con algo de brillo.
Su hermana vistió modelo corto de tul tono rosa pastel, falda de varias capas superpuestas, corsage de breves mangas de encaje al tono delicadamente bordado en perlas y cristalitos.
Luego de saludarlos, María Sol y su Papá llegaron hasta el centro de la pista comenzando el vals, esta danza se extendió por varios minutos al ir cambiando de parejas con familiares y amistades, posteriormente ritmos de moda se pusieron al aire haciendo que la alegría reinara por toda la madrugada, viéndose la pista poblada de bailarines, en la madrugada se repartió el colorido cotillón de luces y color.
Desde el recibidor la decoración se extendía por el salón, las mesas fueron dispuestas con manteles de base blancos, cubre rosados y senderos plateados, al centro lucían estilizados  floreros con gerberas, ilusión y escapes de follaje. La mesa dulce fue la tentación de la velada viéndose de los más variados gustos, de la barra de tragos los jóvenes se servían ricos tragos frutales.
En la madrugada tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños, eran dos pisos separados bañados de fondant blanco y detalle de pequeñas flores rosadas para culminar con original ramillete de azúcar, acompañaba el candelabro con las quince veloncitos blancos, en la base se apreciaba bouquet de petit rositas rosadas, ilusión y hojitas doradas.
La jovencita tuvo la dicha de contar entre los invitados con la presencia de los abuelos Elsa Ríos, Ariel de los Santos, Marta Cincunegui, la madrina Susana Escobar, también familiares procedentes de Buenos Aires.
Recibió la jovencita múltiples y finos obsequios, siendo estos otro motivo de alegría.

Días pasados los esposos José Quiroga y Marcela de los Santos ofrecieron una hermosa fiesta agasajando a su hija María Sol al cumplir quince años.

La planta baja del Salto Rowing Club fue el sitio elegido para reunir a la familia, amistades y compañeros de estudios, ellos admiraron la fina decoración en base a gasas en la combinación de colores  blanco, rosa pastel y dorado, solo en los laterales habían torzadas de globos en idéntica tonalidad, mientras que las columnas fueron recubiertas con telas e iluminadas desde adentro.

En el recibidor se ubicó un panel dorado sosteniendo la gigantorafía con la foto de la jovencita, del otro lado sobre un caballete de pintor se ubicó el cuadro de firmas adornado con enorme moño dorado, acompañaban dos sitios de descanso , uno para cada costados para que los jóvenes tuvieran su espacio para la charla más íntima decorado con mesas bajas y puff, almohadones de raso en los tres colores, bordados con lentejuelas y cordones torzados dorados.

La quinceañera llegó a bordo de un auto de colección blanco, fue recibida por sus padres y hermana Lucía. Realzó su prestancia y juventud vistiendo modelo de baile blanco, corset bordado a mano recamado en perlas y piedras strass, ambos elementos se repetían en la torzada del peinado ensortijado, larga y ampulosa falda compuesta de varias capas de micro tul blanco.

Acompañó en elegancia la Mamá, lució vestido largo de gerogette color azul petróleo, detalles de encaje se aplicaron señalando el escote y talle con algo de brillo.

Su hermana vistió modelo corto de tul tono rosa pastel, falda de varias capas superpuestas, corsage de breves mangas de encaje al tono delicadamente bordado en perlas y cristalitos.

Luego de saludarlos, María Sol y su Papá llegaron hasta el centro de la pista comenzando el vals, esta danza se extendió por varios minutos al ir cambiando de parejas con familiares y amistades, posteriormente ritmos de moda se pusieron al aire haciendo que la alegría reinara por toda la madrugada, viéndose la pista poblada de bailarines, en la madrugada se repartió el colorido cotillón de luces y color.

Desde el recibidor la decoración se extendía por el salón, las mesas fueron dispuestas con manteles de base blancos, cubre rosados y senderos plateados, al centro lucían estilizados  floreros con gerberas, ilusión y escapes de follaje. La mesa dulce fue la tentación de la velada viéndose de los más variados gustos, de la barra de tragos los jóvenes se servían ricos tragos frutales.

En la madrugada tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños, eran dos pisos separados bañados de fondant blanco y detalle de pequeñas flores rosadas para culminar con original ramillete de azúcar, acompañaba el candelabro con las quince veloncitos blancos, en la base se apreciaba bouquet de petit rositas rosadas, ilusión y hojitas doradas.

La jovencita tuvo la dicha de contar entre los invitados con la presencia de los abuelos Elsa Ríos, Ariel de los Santos, Marta Cincunegui, la madrina Susana Escobar, también familiares procedentes de Buenos Aires.

Recibió la jovencita múltiples y finos obsequios, siendo estos otro motivo de alegría.







El tiempo

Ediciones anteriores

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

  • Otras Noticias...