Los quince años de Melina

Días pasados cumplió quince años Melina Curé Pintos, motivo por el cual sus padres José Enrique y Marta ofrecieron una hermosa fiesta en su honor. Los invitados eran recibidos con animadores ataviados de duendes, ya que la temática de la decoración era los Duendes del bosque.
La quinceañera llegó al salón a bordo de un auto de colección ingresando por el parque, la recibió su hermano Enrique Junior, él la condujo hasta donde estaba su papá ingresando al salón para comenzar el vals. Realzó su prestancia y juventud vistiendo modelo en organza, corsage drapeado y una guía de flores bordadas en pailletes de forma diagonal subían formando un solo bretel, la amplia falda de abertura lateral dejaba ver la falda con algo de brillo.
Más tarde al momento de repartir el cotillón Melina cambió de vestimenta por uno más corto, con la falda terminada en pétalos de colores.
La pista fue enmarcada con telas de diversos colores y globos espejados, debajo de ellos el baile se desarrolló muy animado luego del vals, contando con la animación de un grupo musical, en la madrugada se repartió el colorido cotillón.
Los invitados disfrutaron del festejo y las atenciones de sus anfitriones ubicados en torno a coquetas mesas tendidas con mantelería de color fucsia, los centros eran esferas artesanales con flores. En el sector de jóvenes se ubicó la mesa dulce, la que fue adornada con figuras de hadas y duendes.
Al momento del brindis tomó relevancia la mesa principal donde se exhibía la torta de cumpleaños de tres pisos, llevaba en la parte superior un hada en el bosque, acompañaba al costado candelabro con los quince veloncitos verde manzana.
Recibió la jovencita múltiples y finos obsequios, retribuyó atenciones entregando los souvenirs al finalizar la reunión, eran velitas con forma de flores.