Los quince años de Micaela promovieron divertido festejo

Con una hermosa fiesta ofrecida por sus padres Camilo y Pamela festejó sus quince años la jovencita Micaela Cunha Bibbó, viéndose acompañada por sus familiares, amigos y compañeros de estudios.
El salón de fiestas fue decorado en los colores verde menta y coral, al llegar se ingresaba al mismo por medio de un caminero rojo iluminado con soportes metalizados sosteniendo tulipas de vidrio en ambos colores y velones encendidos, en el recibidor  entre telas colgantes  se ubicó el álbum de fotos destinado a recoger las firmas y mensajes de todos los invitados, destacaba soporte con arreglo floral alto logrado con rosas, liliums y gerberas en la gama del rosa y coral, idénticos arreglos se veían diseminados por el salón, acompañando diferentes sitios de importancia y el sector de puf donde se ubicaron los jóvenes, la mesa de las variadas golosinas y barra de tragos, ambas iluminadas con luces led de colores cambiantes.
La quinceañera junto a sus padres y hermana Melina recibieron a los invitados, luego compartieron con cada uno de ellos visitando las mesas, para así llegar la media noche y comenzar con su papá el vals, cambió parejas por varios minutos y posteriormente ritmos de moda se fueron sucediendo durante toda la madrugada, contando con la actuación de un grupo en vivo, sobre la madrugada se repartió el colorido cotillón de luces.
Micaela realzó su prestancia y simpatía luciendo modelo de baile confeccionado en micro tul blanco, corsage de un solo bretel trabajados con drapeados en diagonal, el talle imperio señalado con guarda bordada de perlas, desde allí se originaba la falda larga de suave movimiento, en sus largos cabellos peinado al natural lució brochecitos de perlas.
Acompañó en elegancia la mamá, lució solero largo de gasa color verde petróleo, corsage drapeado y faja bordada en pailletes al tono, falda larga  de suave movimiento con dos sobrefaldas más cortas terminadas en pico al frente, su hermana vistió solero largo de gasa negro, el talle señalado con faja de lamé plateada.
Los invitados mayores se ubicaron en torno a mesas y sillas cubiertas con mantelería blanco, al centro lucían bases espejadas donde se apoyaban en los cuatro extremos fanales de vidrio en los colores de la fiesta y veloncitos, al centro se elevaba soporte metalizado culminando con arreglo de liliums y follaje.
Al momento del brindis tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños y las quince velas del centro de la felicidad.
La quinceañera tuvo la dicha de contar entre sus invitados con la presencia de los abuelos Milka Rocha, Ruben Cunha, Oscar Bibbó y Ana Lila Maier, la madrina María Luisa Cunha.

Con una hermosa fiesta ofrecida por sus padres Camilo y Pamela festejó sus quince años la jovencita Micaela Cunha Bibbó, viéndose acompañada por sus familiares, amigos y compañeros de estudios.

El salón de fiestas fue decorado en los colores verde menta y coral, al llegar se ingresaba al mismo por medio de unMICAELA CUNHA Bibbó junto a sus padres y hermana - fotos ON(2)caminero rojo iluminado con soportes metalizados sosteniendo tulipas de vidrio en ambos colores y velones encendidos, en el recibidor  entre telas colgantes  se ubicó el álbum de fotos destinado a recoger las firmas y mensajes de todos los invitados, destacaba soporte con arreglo floral alto logrado con rosas, liliums y gerberas en la gama del rosa y coral, idénticos arreglos se veían diseminados por el salón, acompañando diferentes sitios de importancia y el sector de puf donde se ubicaron los jóvenes, la mesa de las variadas golosinas y barra de tragos, ambas iluminadas con luces led de colores cambiantes.

La quinceañera junto a sus padres y hermana Melina recibieron a los invitados, luego compartieron con cada uno de ellos visitando las mesas, para así llegar la media noche y comenzar con su papá el vals, cambió parejas por varios minutos y posteriormente ritmos de moda se fueron sucediendo durante toda la madrugada, contando con la actuación de un grupo en vivo, sobre la madrugada se repartió el colorido cotillón de luces.

Micaela realzó su prestancia y simpatía luciendo modelo de baile confeccionado en micro tul blanco, corsage de un solo bretel trabajados con drapeados en diagonal, el talle imperio señalado con guarda bordada de perlas, desde allí se originaba la falda larga de suave movimiento, en sus largos cabellos peinado al natural lució brochecitos de perlas.

Acompañó en elegancia la mamá, lució solero largo de gasa color verde petróleo, corsage drapeado y faja bordada en pailletes al tono, falda larga  de suave movimiento con dos sobrefaldas más cortas terminadas en pico al frente, su hermana vistió solero largo de gasa negro, el talle señalado con faja de lamé plateada.

Los invitados mayores se ubicaron en torno a mesas y sillas cubiertas con mantelería blanco, al centro lucían bases espejadas donde se apoyaban en los cuatro extremos fanales de vidrio en los colores de la fiesta y veloncitos, al centro se elevaba soporte metalizado culminando con arreglo de liliums y follaje.

Al momento del brindis tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños y las quince velas del centro de la felicidad.

La quinceañera tuvo la dicha de contar entre sus invitados con la presencia de los abuelos Milka Rocha, Ruben Cunha, Oscar Bibbó y Ana Lila Maier, la madrina María Luisa Cunha.