Los quince años de Romina María fueron celebrados con mucha alegría

ías pasados cumplió quince años Romina María Brinet Funes motivo por el cual fue acompañada por familiares y amistades con los cuales compartió gratas horas de sociabilidad y diversión.
Recibió a sus invitados junto a su hermana Rossina María, mientras que su mamá Stella y su hermano Ricardo los acompañaban a ubicarse en las mesas.
El salón fue bellamente decorado con globos cristal, para ingresar se debía pasar por un túnel que ya en el salón se abría en gruesas guias de globos color champagne, amarillo y naranja, unidas al medio de la pista de baile con enorme racimo tono cristal, muchos de ellos piñata rellenos de papelitos y caramelos, en los laterales formaban columnas que se iban alternando con bando de telas en los colores elegidos.
La quinceañera vistió elegante modelo de fiesta realizado en tafeta color marfil, la parte superior corset salpicado de cristalitos que se agrupaban más sobre la línea del escote y el talle, de allí nacía la amplia falda compuesta por varias capas de tul, siendo la superior de color champagne, sus largos cabellos peinados al natural lucían broche alargado con flores de nácar. Los numerosos invitados dejaron estampadas sus firmas y mensajes de felicidad en los bordes de un cuadro con la foto de Romina destinado a este fin.
Un poco más adelante estaba la mesa de los dulces con una extensa variedad de ellos ubicados en diferentes planos sobre canastos artesanales y bandejas de platina, entre ellos habían telas satinadas formando drapeados, en la parte más alta destacaba soberbio arreglo floral en base a liliums y gerberas en las tonalidades elegidas.
Las mesas de los invitados fueron tendidas con generosos manteles blancos unos y amarillos otros intercalándose los senderos en champagne y naranja, todas lucían al medio candelabros de dos brazos con un veloncito y pequeño bouquet floral con algo de follaje.
Es de destacar que en diferentes sitios del salón habían soportes con arreglos florales y cascada de variados follaje.
Llegada la media noche Romina y su hermano Ricardo iniciaron el vals dando por inaugurada la fiesta que se prolongó por varios minutos cambiando de parejas con familiares y amigos, posteriormente ritmos de moda invitaron a la danza que se prolongó por toda la madrugada cuando se llevó a cabo la fiesta de la espuma procediéndose también a repartir el cotillón y explotar los globos promoviendo un verdadero carnaval de alegría.
Cerca del amanecer la canción Quince Primaveras anunció el momento de cortar la torta de dos pisos superpuestos de color marfil decoradas con las iniciales y delicadas puntillas de color naranja y delicado ramitos de flores ilusión, acompañaba el centro de la felicidad con las quince velitas que emergían de entre gerberas y liliums amarillos y naranja.
Muchas elegantes se dieron cita esta noche entre ellas recordamos a la mamá, vistió modelo de fiesta de gasa color verde seco, corsage trabajado con drapeados en diagonal y falda con sobrefalda irregular, su hermana lució solero color salmón, corset bordado con lentejuelas doradas y falda corta un poco más larga al dorso.
Al finalizar la reunión Romina a medida que los iba despidiendo les entregaba los souvenirs consistentes en bolsitas artesanales con popurrí de aromas y coquetas bolsitas con un bombóm o trufas. Como muestra de afecto recibió esta jovencita muchos y lindos obsequios muestra fiel del afecto que cuenta entre su círculo de amistades.