Los quince años de Sheila Milagros

En el hermoso  salón del club Uruguay festejó sus quince años  Sheila Milagros Albín Cáceres. Allí le acompañaron familiares y amistades con las cuales compartió hermosas horas de sociabilidad y alegría en el baile.
La cumpleañera llegó al salón con sus primos Antony del Pino y Maicol Macchio, realzó su juventud al lucir solero tono verde manzana, corsage recamado en piedras y ampulosa falda en vuelos de gasa, sus largos cabellos peinados con trenzas formaban una vincha salpicada de iguales gemas.
En el recibidor la esperaban su mamá Gisella Albín y su esposo Julio Ferreira. La señora vistió modelo de gasa color bordó con algunos bordados en canutillos al tono en todo el frente del vestido y una falda larga de suave movimiento y mangas alas.
Luego de saludarlos ingresó al salón donde todos la admiraron en su paso hasta el centro de la pista. Allí comenzó el vals, esta danza se prolongó por varios minutos al ir cambiando de parejas con sus invitados, posteriormente con ritmos de moda el baile se generalizó no decayendo durante toda la madrugada.
El recibidor fue decorado con piezas de gasa verdes y blancas,  luces de piso iluminaban cilindros con marmolina blanca y esferas de rattan verde manzana para culminar con penachos naturales. Distribuidos por el piso habían varios fanales con velones encendidos. En el salón globos en ambos colores se multiplicaban en torzadas para culminar en la araña central y secuencias de globos espejados de luces cambiantes.
Los invitados disfrutaron de la velada ubicados en torno a mesas y sillas dispuestas en ambos colores de la fiesta, al centro lucían fanales de vidrio con marmolina y veloncitos verdes. Los jóvenes tuvieron a disposición  la mesa dulce y barra de tragos frutales. Luego de la cena los invitados disfrutaron de un animador que les ofreció un show. Más tarde se repartió el cotillón siendo este momento una explosión de alegría.
Al momento del brindis tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños, dos pisos bañados de fondant blanco y detalles de estrellas verde claro, acompañaban las quince velas del centro de la felicidad ubicadas en un soporte escalonado siendo la base una estrella.
Sheila tuvo la dicha de contar entre sus invitados con la presencia de sus hermanos Jonathan y Braian, su cuñada Luciana Conti y sobrinos Lucas y Lautaro.
Recibió la jovencita múltiples y lindos obsequios.

En el hermoso  salón del club Uruguay festejó sus quince años  Sheila Milagros Albín Cáceres. Allí le acompañaron familiares y amistades con las cuales compartió hermosas horas de sociabilidad y alegría en el baile.

La cumpleañera llegó al salón con sus primos Antony del Pino y Maicol Macchio, realzó su juventud al lucir solero tono verde manzana, corsage recamado en piedras y ampulosa falda en vuelos de gasa, sus largos cabellos peinados con trenzas formaban una vincha salpicada de iguales gemas.

En el recibidor la esperaban su mamá Gisella Albín y su esposo Julio Ferreira. La señora vistió modelo de gasa color bordó con algunos bordados en canutillos al tono en todo el frente del vestido y una falda larga de suave movimiento y mangas alas.

Luego de saludarlos ingresó al salón donde todos la admiraron en su paso hasta el centro de la pista. Allí comenzó el vals, esta danza se prolongó por varios minutos al ir cambiando de parejas con sus invitados, posteriormente con ritmos de moda el baile se generalizó no decayendo durante toda la madrugada.

El recibidor fue decorado con piezas de gasa verdes y blancas,  luces de piso iluminaban cilindros con marmolina blanca y esferas de rattan verde manzana para culminar con penachos naturales. Distribuidos por el piso habían varios fanales con velones encendidos. En el salón globos en ambos colores se multiplicaban en torzadas para culminar en la araña central y secuencias de globos espejados de luces cambiantes.

Los invitados disfrutaron de la velada ubicados en torno a mesas y sillas dispuestas en ambos colores de la fiesta, al centro lucían fanales de vidrio con marmolina y veloncitos verdes. Los jóvenes tuvieron a disposición  la mesa dulce y barra de tragos frutales. Luego de la cena los invitados disfrutaron de un animador que les ofreció un show. Más tarde se repartió el cotillón siendo este momento una explosión de alegría.

Al momento del brindis tomó relevancia la mesa principal donde estaba la torta de cumpleaños, dos pisos bañados de fondant blanco y detalles de estrellas verde claro, acompañaban las quince velas del centro de la felicidad ubicadas en un soporte escalonado siendo la base una estrella.

Sheila tuvo la dicha de contar entre sus invitados con la presencia de sus hermanos Jonathan y Braian, su cuñada Luciana Conti y sobrinos Lucas y Lautaro.

Recibió la jovencita múltiples y lindos obsequios.







El tiempo


  • Otras Noticias...